Tormentas en el huerto

Ajos empapados, mientras se estaban secando

Ajos empapados, mientras se estaban secando

La noche pasada hubo tormentas en el huerto. Tormentas con mucho aparato eléctrico (rayos y truenos) y ráfagas de aire y lluvia. Precipitaciones abundantes que dejaron sobre Benavente más de 30 litros por metro cuadrado, pero que particularmente en el huerto creo que cayeron más.

Nubes de desarrollo vertical formándose desde mediodía

Nubes de desarrollo vertical formándose desde mediodía

Uvas dañadas

Uvas dañadas

El agua no fue mansa, sino que cayó en trombas que si bien como precipitaciones fueron bienvenidas, al golpear los frutos por la fuerza del viento los dañaron en algunos casos, sobre todo si había algún soporte sobre el que apoyarse, en concreto las parras del frente de mi casa tienen ahora los racimos lastimados y posiblemente una buena parte del fruto haya que retirarlo, menos mal que era abundante.

La Tormenta fue nocturna y no ha sido hasta la llegada de la mañana que hemos ido revisando sus consecuencias. Los girasoles se habían regado un par de días antes, así como los maíces y al caer agua en esa intensidad el peso de las plantas ha hecho que en muchos casos terminaran en el suelo.

Girasoles caídos

Girasoles caídos

Los cacahuetes terminaron inundados y los garbanzos por el suelo, aunque posiblemente se puedan levantar por si solos.

Maíces por los suelos

Maíces por los suelos

Tarea de la mañana

Tarea de la mañana

Todo el huerto desbordaba hoy una humedad pegajosa que unida al calor generaba un ambiente denso que se elevaba desde el suelo y a media mañana comenzaba a crear nubes de desarrollo vertical que hacen pensar que quizá esta noche vuelva a repetirse el proceso, de hecho en la distancia sueno el rum-rum profundo de los truenos en la lejanía. Quizá haya tormenta esta noche.

Por ello no nos hemos puesto todavía con las medidas preventivas, pero sería conveniente poner en uso azúfre y caldo bordelés, para prevenir los hongos y ayudar a cicatrizar las heridas que se han formado con el temporal.©

2 pensamientos en “Tormentas en el huerto

  1. Rafael Rodríguez

    ¡Qué lástima! ¡Tanto trabajo echado abajo por la fuerza de la naturaleza! Espero que, de todas formas, todo el huerto pueda volver a levantarse por sí solo o con un poquito de ayuda. Saludos desde El Terrao.

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      El desastre, Rafael, afectó a los más cargados y a los más altos, aquellos que tenían más que ofrecer en su resistencia al aire.Las uvas lo tienen difícil para recuperarse, los garbanzos no me he atrevido a meterme en ellos y no sé si disminirá mucho la cosecha, lo demás salvo aguna planta rota, se ha beneficiado del agua que con tanto calor siempre sienta de entrada bien.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s