Entutorando tomates

Desmontando la estructura del túnel

Desmontando la estructura del túnel

Si hasta el cuarenta de mayo no nos quitamos el sayo, yo bien que he cumplido el dicho pues hasta ayer no le  quité el túnel a una de las partidas de tomate y le  puse al mismo tiempo los tutores.

Aplastados bajo  el plástico

Aplastados bajo el plástico

Alcanzando el alto del túnel

Alcanzando el alto del túnel

Cierto es que la otra ya llevaba casi dos semanas al aire libre, pero en todo este tiempo  estuvimos con la mosca tras la oreja y pensando que si el hielo los quemaba por lo menos nos quedaban los de debajo del túnel.

Al quitar el plástico y  destapar los tomates nos hemos encontrado con unos tomates mucho más mimosos y  desmañados que los otros. La mayoría de ellos han echado más ramas de las adecuadas, y sus brotes estaban creciendo sin ningún control.

Por ello tras retirar el plástico y desmontar  la estructura  nos hemos dedicado a podar el exceso de tallos secundarios y brotes laterales, dejando en algunos casos tres y cuatro cañas para no hacer demasiado daño al material que ya había crecido.

Con los tomates ya hermosos

Con los tomates ya hermosos

Tomates alternandose con las lechugas

Tomates alternandose con las lechugas

Posteriormente hemos colocado tomates en sus dos variantes, uno siguiendo el modelo  de barraca valenciano, otro conforme al modelo de troncos  clavadas en el suelo empleado por aquí tradicionalmente, clavando en el suelo las estacas, para que con el riego se muevan lo menos posible.

He intentado adaptar la altura de los palos a las expectativas de crecimiento de los mismos y  al plantarlos tuve en cuenta este hecho,  de forma que los tomates de menor altura, como es el caso de los tomates de Pera los he dejado en la zona sur, mientras que los más altos los he colocado en una posición norte.

Nos hemos encontrado también con unos tomatitos bien majos teniendo en cuenta el año alocado que llevamos, por lo que esperamos que  no se retrase demasiado la maduración  de los tomates con estas perspectivas.

Clavando los tomates

Clavando los tomates

Además con los restos de  las podas hemos comenzado a  elaborar el purín de tomates, que les ayudará como abono líquido a reforzar su crecimiento.  Junto a los tomates nos hemos encontrado bajo el túnel unas muy hermosas lechugas, mucho más avanzadas que las que han crecido en el exterior y ya casi a apunto para comenzar  a cortar de ellas. ©

Entre palos

Entre palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s