Abolladura del melocotonero

Nectarino, el más afectado

Nectarino, el más afectado

Después de tanto trabajo colocando manta y protegiendo las flores este año de lluvia nos sacó un problema en los melocotoneros que no habíamos previsto, que en gran medida es resultado de la resistencia  a utilizar productos químicos y en este caso cobre, salvo por pura necesidad. Pero  nada como la información para combatir la ignorancia.

De todo el proceso esto  es lo que sabemos:

Cuando acabó  la floración las primeras hojas comenzaron a aparecer y lo hicieron de color rojizo, enrolladas sobre si mismas y más gruesas de lo que suele ser habitual. En algunos casos completamente  deformadas, en otros solo parcialmente.

Investigando averiguamos  que estamos hablando de la lepra del melocotonero,  también llamada  Abolladura del melocotonero. El agente causante es un hongo, la  Taphrina deformans, que pertenece a  los ascomicetos. Estos hongos  invaden la pared celular de las hojas del los árboles de la familia de los prunus  en sus primeros estadios (más tarde el sistema foliar se hace más resistente)  y produce esta deformación y destrucción de las paredes celulares, que  progresivamente se extiende  hasta madurar y  generalizarse.  Llegando a una defoliación progresiva.

Abolladura o lepra

Abolladura o lepra

En todo este proceso, mientras el sistema foliar del árbol no cumple con sus funciones,  el árbol se resiente progresivamente, perdiendo brotes y frutos.

Los blastoesporas  producidos por las hojas  caen al suelo o permanecen entre la corteza, esperando el momento adecuado de recomenzar el ciclo, pudiendo estar hasta dos años en el suelo esperando esas condiciones adecuadas.

caña afectada

caña afectada

Rama del melocotonero

Rama del melocotonero

Una primavera como la actual con humedad frecuente y periodos fríos resulta por lo visto  lo  adecuado, pues las temperaturas entre 12-14º y la humedad  elevada son un entorno óptimo para el desarrollo del hongo. Cuando las temperaturas suben mucho  el hongo se inactiva y ya no es necesario combatirla.

...tras ser limpiada

…con las hojas afectadas eliminadas

Para combatirlo la  tarea preventiva es esencial.  Con uso del cobre antes de la llegada del invierno, en tratamientos recurrentes, cada 15 días, junto a un uso preventivo temprano en la primavera, antes de que se vea la primera flor y posteriormente cuando se vean los pétalos, antes de abrir.  Pero como para este año eso no era ya posible, además del empleo del caldo Bordelés  en cuanto  nos dimos cuenta del problema, nos hemos dedicado a cortar y recoger todas las hojas afectadas por el hongo, recortando las cañas más infectadas. Este material pasará por la chimenea para eliminar el mismo e impedir en lo posible la propagación.  Esperemos que tras  ello los arbolitos puedan recuperarse y no paguen por nuestra ignorancia. ©

4 pensamientos en “Abolladura del melocotonero

  1. elcalerozonarecreativa

    A pesar del ataque de lepra que veo en la foto creo que la mejor solución es quitar estas hojas a mano, mi experiencia es que a pesar de la lepra puede dar buena fruta y siempre le quito las hojas afectadas a mano sin pensarmelo dos veces porque le da tiempo de echar nuevas hojas, nunca he dejado de tener fruta. y más en las nectarinas. Suerte. Saludos cordiales

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Muchas gracias por compartir la experiencia, yo tengo poca con ellos. Es un tipo de árboles que requiere bastantes cuidados por esta zona, pero vamos a ver que tal nos va. Los más afectados, han caido la mayor parte de la fruta que tenían, pero aquí las parras de una zona del huerto no hace una semana se helaron, y han quedado casi peladas, por lo que han podido perderlos por el frío. Hay que ver que diferencias en tre nuestras zonas. Un abrazo

      Responder
  2. cornejinos

    tengo una plantación de paraguayos, parte de sus ramas, tienen las hojas con el típico color de la abolladura, o lepra, los frutos están del tamaño de una oliva común. ¿puedo aplicar algún fungicida? gracias.

    Responder
    1. Encarnación Autor de la entrada

      Con la abolladura la mejor labor es la preventiva. Si el cultivo es ecológico es también el mejor momento para emplear el cobre. Se puede usar el caldo bordelés con baja concentración de cobre para que no dañes las hojas. El retirar las hojas afectadas ayuda al control de la difusión del hongo. No he conprobado personalmente, en qué manera se pueda controlar con el empleo de otros antifúnicos naturales, como ajo, salvia, cebollas, o equiseto. Pero seguramente sean eficaces, si se mantiene su uso. Un saludo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s