La protección marca la diferencia

Floración abundante

Floración abundante

Sin duda ninguna si uno contempla mis fresas tras el temporal de frío, viento y lluvia que ha azotado el huerto durante esta semana pasada  se da cuenta con una diferencia importante entre ellas.

Por un  lado están todas aquellas que quedaron cubiertas por un plástico de invernadero o por la manta térmica, directamente echados sobre las mismas cuando comenzaron a bajar las temperaturas. Bajo la cubierta las plantas  parecen haber crecido desde entonces.

Flores  de la Fragaria vesca

Flores de la Fragaria vesca

Por otro están todas aquellas para las que no nos llegó plástico o  la manta térmica,  y que se vieron sometidas a las inclemencias metereológicas que  han tenido lugar sobre el huerto: ventiscas de aguanieve,  lluvia frecuentes, granizo,   rachas de vientos intensos, bajada de las temperaturas y heladas nocturnas.

Dentro y fuera

Dentro y fuera

Dañada

Dañada

La gran diferencia  se ve enseguida cuando uno mira de cerca, está en el corazón de la flor. Unas siguen siendo flores de fresa, que tras polinizarse están desarrollando su frutilla, las otras meramente son un cascarón de flor, pero el alma de la misma se ha perdido, está negro, se ha helado.

Esperando la polinización

Esperando la polinización

Es importante ante  estos cambios bruscos  de temperatura estar preparado para echar sobre las plantas  algún tipo de protección: una manta térmica,  una tela, un plástico. Las primeras son  transpirables por lo que nos podemos descuidar un poco, con el plástico hay que estar atento ante  la subida de las temperaturas y descubrir las plantas en cuanto esto tenga lugar, para que las plantas  no sufran entre el calor y el exceso de humedad.

Ahora solo nos queda esperar que se estabilicen estas temperaturas, aunque con tanta agua, posiblemente los daños del hielo se compliquen con la aparición de hongos en las lesiones dejadas. ©

2 pensamientos en “La protección marca la diferencia

  1. mariae

    Siempre se aprende con tus experiencias, así que muchas gracias por todo.
    Creo que las pocas que yo tenía se han debido estropear, ya que no las cubrí con nada y también hemos tenido temporal de lluvia, viento, granizo y frío, como todos.
    Un saludo,

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Quizá no Mariae, porque la cuestión de la helada depende mucho del microclima específico y de por dónde pasase la masa de aire frío. A veces en una misma zona, hay secciones heladas y otras no. Si la zona estaba a resguardo del viento del norte, el daño fue menor. Un saludo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s