Va de moscas

Albaricoquero en flor

Albaricoquero en flor

Pocas razones  cronológicas (iniciándose oficialmente hoy mismo la primavera) explican que  los frutales que están ahora en flor, este año se encuentren con tan pocos polinizadores.

Musca domestica Linnaeus

Musca domestica Linnaeus

La única posibilidad que se me ofrece es de carácter climatológico, pues el retrasado  invierno  parece haber llegado ahora. De modo que en las últimas semanas, el tiempo ha estado muy desapacible, con bajas temperaturas nocturnas, medianas temperaturas diurnas y sobre todo mucho viento. Quizá este sea un factor importante para explicar por qué  en estas fechas hay tan pocos polinizadores.

Si que es cierto que  en los pocos días en que ha lucido el sol, en el calor de mediodía,  han aparecido para libar en las flores alguna  que otra abeja y algún moscardón, así como algún diptero, pero lo más común ha sido que la mayor parte del tiempo apenas  haya habido insectos en los árboles, y cuando nos fijamos los insectos  más abundantes que  vemos  resulta que son moscas.

Entre las flores

Entre las flores

Si, moscas comunes y corrientes, del tipo conocido como Musca domestica  o mosca común.

Hasta encontrar el dulce néctar

Hasta encontrar el dulce néctar

Las moscas pertenecen a la familia de los dípteros, que como ya hemos visto en otras ocasiones tienen numerosísimos tipos de polinizadores, pero también es cierto que ahora, en esta época, la mosca común, miembro de la familia Muscidae, encuentra en los néctares de las flores una fuente que las ayuda a fortalecerse en sus recursos para activar su metabolismo de cara a la primavera y comenzar pronto a realizar  sus puestas, puestas  en las que pueden llegar a alcanzar hasta  los 8000 huevos (para saber más sobre las moscas).

Suspicaces y difíciles de fotografiar

Suspicaces y difíciles de fotografiar

La mosca se acerca a las flores succionando con su boca los néctares que estas les ofrece, intercambiando en el proceso pólenes de unas flores a otras,  lo que  ayuda en el proceso de la polinización y la consiguiente fructificación del fruto.

Normalmente no encuentro especialmente simpáticas a las moscas, pero en este caso bien venidas sean. No hay duda en que nada hay blanco o negro en la naturaleza.©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s