Tortilla de grelos

Con las lluvias caídas a lo largo del mes de marzo y la suavización de las temperaturas , las nabizas están sacando el tallo floral,  esto es, se están desarrollando los grelos. Con la abundancia de agua los grelos presentan en esta época un sabor muy agradable, apenas amargo, por ello los hemos cortado para prepararlos  en una agradable tortilla para la cena.

Hojas y brotes tiernos lavados

Hojas y brotes tiernos lavados

Cociendo los grelos

Cociendo los grelos

Esta receta  es para dos personas y lleva:

  • Un buen puñado de grelos tiernos pues la verdura reduce mucho, su cantidad se debe adaptar dependiendo del total de comensales.
  • Un par de huevos, se debe añadir al menos un huevo por persona, y si es grande  alguno más.
  • 1 cebolla pequeña
  • aceite de oliva
  • Un poco de sal
Cocidos y escurridos

Cocidos y escurridos

Se empieza limpiando y lavando la verdura que se pone a cocer con un poco de sal. La verdura merma considerablemente. Se dejan hasta que están tierno momento en que se escurren procurando eliminar bien el agua.

Se ponen sobre una tabla y se cortan .  Mientras tanto se ha pelado y cortado una cebolla finamente.  Se pone a pochar con un poco de aceite, procurando que no se nos pegue. Cuando la cebolla está pochada se le incorporan los grelos. Se saltean un poco  junto con  la cebolla.

Cebolla cortada

Cebolla cortada

Cebolla pochada

Cebolla pochada

Cebolla salteada con los grelos

Cebolla salteada con los grelos

Se baten los huevos que se van a incorporar  a la tortilla. Se pude añadir ahora más sal, si se piensa que fuese necesario.  Se le incorpora la verdura a los huevos y  se mezclan un poco,  tras poner un poco de aceite en la sartén, pero no demasiada, se vierte la mezcla sobre la misma para que empiece a cuajar.

Verdura con los huevos

Verdura con los huevos

Comenzando con la tortilla

Comenzando con la tortilla

Cuajándose

Cuajándose

El punto depende de gustos, debe quedar cuajada, pero no demasiado seca. Suavemente dorada por el exterior. Resulta muy agradable la combinación de la cebolla  con su toque dulce, con el suave hilo de amargor que persiste en el grelo. Un placer para el final del invierno. ©

Un placer

¡Un placer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s