Espalderas de alberchigo y paraguayo

Albérchigo sobre ciruelo

Albérchigo sobre ciruelo

En el suave otoño del año pasado estuve realizando diversos trasplantes de frutales, pero de dos  de ellos quiero hablaros ahora; son un albérchigo injertado sobre  sierpe de ciruelo  y un paraguayo, injertado sobre melocotón salido de semillas. El porqué quiero hablaros de ellos es porque  pretendo probar a ponerlos en espaldera.

Paraguayo sobre melocotonero

Paraguayo sobre melocotonero

Para poner una espaldera lo primero y necesario es tener una  buena pared. Circunstancia que se da. Además debe ser,  para los objetivos que pretendo, una pared sur. Es una pared que quiero además  emplearla en otras funciones, la zona de  los semilleros y ver  cómo resultaría el desarrollo de estos frutales protegidos por el plástico del invernadero.  Este proceso anualmente se iniciaría colocando  el plástico  desde enero, con lo que se podría ofrecer a los frutales el frío invernal  necesario para el desarrollo de la flor.

Antes de la poda

Antes de la poda

 y el Paraguayo

y el Paraguayo

Elegí esta posibilidad porque el tamaño de los frutales me permitía  adaptarlos a un crecimiento de este tipo. Por ello   se realizó el trasplante en otoño, pero  no toqué a los frutales, siendo ahora cuando estoy poniendo el túnel invernadero (entorpecido el proceso por tanta agua) sobre ellos cuando realizo la poda para estimular el crecimiento bajo el plástico del mismo.

Albérchigo tras la poda

Albérchigo tras la poda

... y otro más

… y otro más

Una vez que el   plástico esté puesto sobre la pared se fijarán las varas a las que se irán sujetando las cañas que se vayan desarrollando

Pretendo incorporar  otro frutal más,  melocotonero,  en esa misma pared,  pues queda espacio suficiente. Con este sistema pretendo asegurar y adelantar la producción de estas frutas. Manteniendo los frutales en un tamaño controlado y  permitiendo la polinización con los numerosos mosquitos e insectos que hay  dentro del túnel. ©

2 pensamientos en “Espalderas de alberchigo y paraguayo

  1. elcalerozonarecreativa

    hola!!! que en la isla llamamos al Albérchigo albaricoque, tengo unos albaricoques que le decimos damascos, son los mas tempranos y tienen un color muy bonito, son sonrosados; Que las coles azules de bruselas tendrás que distanciarlas para mantener la variedad, nosotro tenemos el millo de Lanzarote y el millo de Gran Canaria y nos recomiendan que los alejemos unos 200 metros uno de otro para que no se degeneren,,,
    encantado de saludarte alejandro

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Hola Alejandro! Un placer saludarte. Yo también tengo variedades diferentes de albaricoques, algunos de compra y otros de semilla. Tengo esperanzas de que este año pueda averiguar de qué tipo son. No tengo huerta a tanta distancia, pero la otra posibilidad que hay teniendo en cuenta que las crucíferas mantienen sus propiedades de germinación durante bastante años, es no dejatr que florezca más que una especie, con ello no hay posibilidades de que entrecrucen cualidades, y conservarlas de más de un año para la siembra. Un saludo.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s