Germinación en marcha

Las semillas son pura ingeniería de la naturaleza. Si pensamos en ellas y en sus variedad, nos encontraremos asombrados ante  las posibilidades que ofrecen. Unas veces son sorprendentes en formas, otras en tamaño,  a veces es la cantidad de ellas dentro de un receptáculo tan pequeño, en ocasiones es la resistencia que presentan, … pero siempre cada una nos ofrece  un resultado único: la vida en potencia.

Semillas de maiz

Semillas de maiz

Plántulas de zanahoria

Plántulas de zanahoria

Antes de que la semilla se constituya en una planta está en una situación neutra en que existe y no  lo hace al mismo tiempo. Si sus circunstancias son adecuadas pueden prolongarse en esa situación por periodos de tiempo que en ocasiones pueden llegar a ser  asombrosamente amplios. Se habla de semillas  encontradas en las tumbas egipcias que han llegado a germinar. Pero para  que una semilla germine deben  intervenir una serie de factores que son causa efecto en  ese proceso:

La esencia de la vida

La esencia de la vida

El agua es esencial para la germinación, pero mejor agua sin sustancias en suspensión , pues presenta más capacidad de ser embebida por la semilla, ocupando todos los espacios huecos que puedan existir dentro de ella.  El agua no actúa lo mismo según esté colocada la semilla y las zonas en las que esté en contacto, razón por la que en ocasiones no responden de modo similar.Pero el agua en exceso puede ser un problema pues impide el acceso al oxígeno y esto es grave si sucede en los momentos en que la semilla lo necesita.

Plántulas de lechuga

Plántulas de lechuga

Diversas fases en el crecimiento de la semilla de cebada

Diversas fases en el crecimiento de la semilla de cebada

La temperatura influye, en primer lugar, en el modo en que el agua es absorbida por la semilla, siendo más intensa la absorción con temperaturas superiores siempre dentro de unos óptimos adecuados para cada tipo de  plantas. Además, la temperatura también repercute en la  forma en que el oxígeno está disponible para las plantas y las necesidades que estas tienen en cada fase del periodo de germinación. Resulta conveniente la existencia de una alternancia de temperaturas entre el día y la noche en el proceso de germinación, siempre dentro de los límites adecuados para cada tipo de planta.

El oxígeno es esencial, pues la planta lo necesita pues lo respira y que en ocasiones  entra en competencia con la humedad  existente en el suelo que  impide la disponibilidad de este. Las necesidades de las semillas pasan por fases diferentes a lo largo de las etapas de germinación, siendo más intensas  en el periodo de emergencia de la radícula. Si la humedad es muy elevada la semilla puede no poder germinar.

Rabanitos blanco

Rabanitos blanco

La luz es un factor de germinación en muchas especies silvestres y  cultivadas. Se llaman entonces semillas fotoblásticas y son bastante abundantes entre las plantas anuales. Las características de las ondas luminosas que reciben también les afectan. La cantidad de luz, el periodo en que es recibida y la intensidad  del espectro lumínico  del rojo que reciben,  influyen en la germinación de las semillas.

El Dióxido de Carbono tienen un efecto inhibidor en las semillas si es muy elevado, pero también es necesario en el proceso de germinación junto al oxígeno.

El conjunto de las condiciones medioambientales son la suma final de estos aspectos. Estas condiciones se pueden a veces acelerar a través de un invernadero, cómo es nuestro caso.  Por eso no solo las semillas más rápidas comienzan a aparecer, sino que ya otras las están siguiendo. ©

4 pensamientos en “Germinación en marcha

  1. Carmen

    Hola Sembra! El milagro de la vida…imagino qué estas disfrutando mucho, ya se que para ti es un periodo muy especial.
    El túnel es una maravilla, un vergel aislado del frío, a disfrutarlo!
    Un abrazo
    Carmen

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Hola Carmen, encantada de saludarte. Comienza una época muy agradable en el huerto. Estos días me paso un buen rato dentro del túnel, pues si naciendo están las semillas, no todas las que nacen son las que he sembrado, sino cientos y muchas más. Ellas se aprovechan de que el túnel es un oasis e intentan y se arriesgan a ver que pasa y … allí estoy yo…Arrancando plantuelas, que se le va a hacer: vida y muerte siempre de la mano. Un beso

      Responder
  2. Paracelso

    Yo no soy capaz de hacer germinar ahora más que el perejil o las espinacas. Voy a tener que ponerles una cama caliente a las semillas o una “maternal” bombilla de infrarrojos como la que le pongo a los pollitos cuando crio. Salud.

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Salud Paco !Necesitas una cama caliente o un buen túnel, o una mezcla de ambos. El túnel ofrece mucho y es a cambio de poco. Dentro están bastante activas las semillas. Comienzan a cubrir espacio. En poco verdearan las primeras al completo y luego ya veremos las demás. Un abrazo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s