Sopa de cardo con almejas y langostinos

Penca de cardo

Penca de cardo

Seguimos en temporada de cardos. De hecho ahora  que están bien blanqueados  bajo la cubierta de plástico negro resultan deliciosos, por lo que nos hemos dedicado a investigar recetas con ellos como esta sopa.

Limpiando de restos de hoja

Limpiando de restos las hojas

Para realizarla vamos a necesitar

  • 1 Cardo
  • 8 langostinos
  • 250 g de almejas
  • caldo de pescado
  • 75 g de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita pequeña de apio
  • un vaso pequeño de vino blanco
  • aceite de oliva
  • Pimentón dulce
  • Una pizca de sal
  • Un par de puñados de sémola
Con la ayuda de un buen cepillo, suave y fuerte

Con la ayuda de un buen cepillo, suave y fuerte

Lo primero preparamos el cardo, para ello puede sernos de ayuda un buen cepillo y un cuchillo. Con el cuchillo cortamos todos los bordes de las hojas que tienen pinchos y con el cepillo eliminamos la pelusilla cuando no salga bien con el cuchillo.

Ya cocido

Ya cocido

Cáscaras de lngostinos

Cáscaras de langostinos

Lo troceamos y lo ponemos el cardo a cocer. Hay que estar atento pues no conviene  dejar que se cueza demasiado y quede demasiado blando. El tiempo de cocción depende de los cardos, estos estuvieron en  veinte minutos.

Cociendo

Cociendo

En una cazuela amplia  se pone un poco de aceite de oliva  y en ella se sofríen unos ajos, sin dejarlos quemar. Posteriormente se pone la ramita de apio bien troceada. Se deja sofreír y se le añaden los langostinos troceados y pelados salteando el conjunto  un poco. Posteriormente se le incorpora el caldo de pescado, el pimentón, el vasito de vino  y el cardo que se puede trocear del tamaño que deseemos, pero quizá para sopa venga bien hacerlo pequeño. Se mantiene cociendo como 5 minutos.

Limpiando almejas

Limpiando almejas

A parte se ponen las almejas  bien lavadas en una cazuela, junto con las cáscaras de los langostinos y se  lleva a ebullición. Se sacan las almejas despojándolas de sus conchas y se cuela el agua, para que no caígan restos de arena ni  de las cáscaras de los langostinos. El agua se incorpora a la sopa.

Cociendo con la sémola

Cociendo con la sémola

Se le incorpora a la sopa un poco de pasta, en nuestro caso un par de puñados de sémola y las almejas y se deja hervir hasta que está cocida. La sopa resulta muy agradable de sabor y   nos gustó a todos. No será la última vez que la comamos©

Muy agradable de texturas y sabor

Muy agradable de texturas y sabor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s