Las amargas del huerto

Hojas de berza

Hojas de berza

Acelga

Acelga

Es el huerto un espacio donde revisando los cultivos nos encontramos con un número amplio de plantas que portan principios amargos. Plantas que pertenecen a familias diferentes, pero todas ellas tienen en común la presencia en las mismas de   distintos niveles de amargor. En ocasiones su consumo se centra en las hojas, pero en otros son los frutos los que lo manifiestan.

Este un grupo amplio  y variopinto de plantas en el huerto que van desde verduras tales como:  achicorias, acelgas, alcachofas, endivias, berros, brécoles, cardos, alcachofas, coles, coles de bruselas, coliflores, romanesco, berzas,  escarolas, espárragos, lechugas, dientes de león, rúculas,  mostazas, nabizas, rábano, … pasando por algunas cucurbitáceas: calabazas, pepinos,  e incluso algunas leguminosas: altramuces,  habas, …  y seguramente nos dejamos alguna sin incluir.

Pella de brécol

Pella de brécol

En algún momento de su supervivencia como especie a estas plantas les dió por adaptarse a una cualidad que ofrecían otras plantas que eran tóxicas, el amargor, posiblemente como un mecanismo para favorecer su propia supervivencia, frente a los fitófagos que ante esa cualidad asociada a lo toxicidad prescindirían de ellas.

Cardo y alcachofas

Cardo y alcachofas

Pero  no así el ser humano, que las ha incluido  desde antiguo en su dieta y  las ha consumido a lo largo de la historia de la especie.  Ya desde la antigüedad se sabe del consumo de una buena parte de las plantas  que empleamos hoy en día por los mismos egipcios.   El pueblo de Israel  también consumía ciertas plantas amargas, así si  leemos la biblia, en el Éxodo se habla del uso de estas  hierbas amargas  con un significado  símbólico y depurativo. Los romanos las incluían en sus   dietas y en sus menús de primavera y desde   luego  nosotros seguímos  con su uso.

Achicoria roja

Achicoria roja

Las plantas con principios amargos realizan una interesante labor  para el organismo ya que tienen un efecto  tónico sobre el mismo. Desde su misma ingestión   aumenta con ellas la secreción de saliva, se estimula la producción de jugos gástricos,  se estimula la acción del hígado aumentando la producción de bilis en  la vesícula biliar. Muchas de ellas tienen un efecto depurativo y tónico para el organismo.  Por todo ello las amargas del huerto deben entrar de forma regular en una dieta saludable. ©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s