Un clásico: lentejas

Ingredientes de este plato de lentejas

Ingredientes de este plato de lentejas

ingredientes1Una de las legumbres más saludables del huerto  para la dieta humana son las lentejas. Lentejas recogidas en el verano y que ahora con un poco de puerro y zanahoria hacen un plato estupendo que reconforta y aporta   además de alimento, calor de hogar, la sensación de confort.

Este plato es muy sencillo al que además de lo que ya hemos dicho vamos a incorporarle un ingrediente fruto del reciclado que siempre debe aprovechar todo lo que hay. En concreto estamos hablando del hueso del espinazo del asado del otro día, un hueso que aportará a las lentejas perfumes del cerdo que las harán mucho más suntuosas.

saltear

Salteando lentejas…

Tras limpiar y trocear la verdura lo primero al ponernos a cocinar es saltear las lentejas en un poco de aceite, primero solas, rehogándolas un poco  y más tarde con las zanahorias y los puerros. Un ligero toque tostado no resulta desagradable en el plato.

... junto con zanahoria y puerro

… junto con zanahoria y puerro

Posteriormente se le agrega agua y le añadimos el hueso del asado de cerdo y un  hueso  de jamón y  se pone todo ello a cocer.

Incorporándole agua

Incorporándole agua

Como no hemos puesto las lentejas de remojo deberemos tenerlas en el fuego durante bastante tiempo, nosotros las hemos a cocinar a baja temperatura durante unas tres horas.  Si no hay peligro, se pueden dejar puestas y a su aire, pues a baja temperatura y con líquido suficiente para evaporar no se quemarán.

Ya cocidas en la cazuela

Ya cocidas en la cazuela

Poco más necesitan las lentejas que tiempo, cuando lleguemos de la tarea estarán lista para ser consumidas. Unas buenas lentejas estarán blandas, pero no se habrán desarmado manteniendo su forma y resultando tiernas  y deshaciéndose en la boca.

...

¡Buen disfrute! ©

2 pensamientos en “Un clásico: lentejas

  1. elcalerozonarecreativa

    hola, lo de cultivar leguminosas como las lentejas es una cosa que me atrae mucho y llevar a cabo el proceso completo, trilla, aventar el grano, . . .He visto como lo haces con los garbanzos . Me imagino el verano esperando que haya viento para separar el grano. Lo de las legumbres y los cereales me parece algo que va tan cerca a la evolución de la naturaleza. El olor a pan hecho a leña y amasado a mano y los vapores del guiso de las lentejas hecho en cualquier época nuestra o de la humanidad y en cualquier lugar me da que esto no puede cambiar
    Saludos cordiales alejandro

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Tienes razón Alejandro, las leguminosas en general son comidas de puchero y el puchero tienen un especial olor a hogar. Pero creo que el mundo moderno nos ha ido dejando perder todo esto. Las ollas rápidas, son una maravilla cuando hay prisa, pero el ritmo de vida de hoy en día nos hace ir frecuentemente con demasiada prisa, con lo que terminamos perdiendo de vista el valor de lo que se hace con su tiempo. Debenos recuperar de vez en cuando el placer por el vivir lento, y el valor de lo que asi se realiza. Este es uno de los placeres del huerto, y el de tener tiempo de esperar que el viento sople. El aprender a adaptarse al soplo del viento y disfrutar con la brisa cuando llega. Un abrazo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s