Con las esponjas listas para su uso

Tras la cosecha en la caja con otras cucurbitáceas

Tras la cosecha en la caja con otras cucurbitáceas

Pelando una de ellas con la cáscara verde

Pelando una de ellas con la cáscara verde

Cuando finalizamos la recolección de las esponjas todo el interés se centraba en  cómo conseguir que estuvieran listas, pues todavía estaban verdes. Después de indagar me enteré que  recomendaban dejarlas que se secaran en la planta, pero yo eso no podía hacerlo pues la helada no habría permitido que madurasen, por ello  decidí darles todo el tiempo que necesitasen, pero  ya en casa.

Eso es lo que han estado haciendo las esponjas hasta ahora. Seguir su ritmo.

Ellas a su ritmo y yo investigando y experimentando  con ellas. Al poco una empezó a pudrirse, por lo cual no tuve más remedio que comenzar a probar, le quité lo podrido y  la  pelé, tras lo que la puse a secar. No ha habido más problema  pero, de esa, las pipas no maduraron.

Húmeda antes de ponerla a secar

Húmeda antes de ponerla a secar

con la piel  podrida

Con la piel podrida

Las demás han seguido a su ritmo. Cuando comenzaban a dar señales de pudricción las pelaba y las ponía a secar. Así al final  quedaron cuatro en una caja en el garaje y durante la Navidad quedaron tapadas por otra caja me  y me olvidé de ellas.

Tras pelarlas

Tras pelarlas

El otro día las encontré,  con la corteza toda negra y podrida. Dos de ellas totalmente secas,  las otras dos  todavía  con la corteza  húmeda y el interior mucho más pesado y denso.

Secas y listas para su uso

Secas y listas para su uso

Todas ellas se han  pelado,  de dos de ellas  no hay que ocuparse pues están secas, se pueden usar cuando se quiera, y de hecho les sacaré las semillas, las cortaré de un tamaño adecuado, las pasaré por jabón y las comenzaré a usar en el baño. Las otras dos necesitan ponerse a secar y este sol de invierno les vendrá muy bien.

Tejido de la esponja

Tejido de la esponja

En todas ellas el  material es ligero, hueco y resistente,  formado por un entramado de nervaduras y venas que constituyen  el tejido que alimenta las semillas que hay en el interior.  Estas semillas se organizan en torno a tres células centrales, creando seis hileras de semillas que están colocadas en ambos laterales de esos alvéolos   huecos, listas para servir  para la próxima cosecha.©

2 pensamientos en “Con las esponjas listas para su uso

  1. Be

    Hola, me encontré con este blog buscando información para el cultivo de las esponjas vegetales, ya que encontré unas semillas de una esponja que usé. vivo en argentina, sgo. del estero, y la epoca por estos tiempo es verano, mi pregunta es si puedo en esta epoca sembrar las semillitas o espero la primavera?

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Hola Be! Yo particularmente creo que es ya un poco tarde, pues has pasado mediado el verano y la lufa tienen un ciclo bastante largo, por lo que la verías crecer, pero no creo que te diese esponjitas. Espera a la primavera. Yo estoy comenzando a sembrar algunas bajo el túnel a ver si puedo conseguir alargar su ciclo en esta zona. Un saludo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s