¡Qué las uvas nos traigan un buen año!

...

Racimos largos y suelto

Racimos largos y suelto

Este año  como otros nos ha encantado  seguir   la tradición de tomar las  uvas con las campanadas, no por nada especial, quizá solo por lo sabrosas que están las uvas y cumplir la tradición. Pero para ello es necesario tener unas sabrosas uvas  y nada mejor que la uva Moscatel, aunque también puede estar buena un Jerez.

De grano dorado

De grano dorado

Creo que no os hablé de la cosecha de este año de uva Moscatel, hay tantas cosas que algunas se pasan. Fue un año de una uva muy  sana que además se dio muy suelta y esa es una cualidad que resulta ideal si uno desea conservar bien las uvas, pues cuando están muy prietas se desarrolla más fácilmente hongos entre ellas y  pueden resultar más difíciles de conservar.

El sistema que empleamos no tienen nada de nuevo, es el que se ha empleado en mi casa desde que yo era niña, que luego dejamos en desuso, pero que en los últimos años hemos vuelto a recoger, pues quizá sea una apreciación mía particular, pero las uvas compradas no me saben a nada.

En paciente espera hasta su uso

En paciente espera merma la pulpa y se concentra el sabor

Las uvas recién cogidas (y  se deben recoger si es posible sin que se mojen) se revisan para quitar cualquiera de ellas que pueda estar tocada y se dejan colocadas sobre una superficie plana donde estén fácilmente a la vista y que esté bien ventilada (en alguna ocasión las hemos puesto colgadas, pero este año no tenía tiempo para ello). Cada cierto tiempo hay que  revisarlas y  se puede, si se deja cantidad suficiente, irlas comiendo a lo largo del otoño e invierno. Se eliminan aquellas  que puedan ayudar a pudrir las demás.

Esperando el momento

Siguiendo la tradición

Este año se han conservado muy bien. De buen color, buena tersura, buen sabor.  Al preparar  la cena  se sacaron   y se  han preparado esperando el momento en que ha  sonado la primera campanada del reloj.

¡Feliz Año Nuevo  2013 para todos!

Con las uvas casi todavía en la boca,  os deseamos  un buen año para todos, que venga con salud  y que podamos ver con él  la llegada de tiempos mejores. ©

8 pensamientos en “¡Qué las uvas nos traigan un buen año!

  1. adolfo

    En primer lugar felicitarte el nuevo año y como bien dices a ver si vemos mejores cosas a lo largo de el.
    Sigo el blog a diario para ver lo que publicas cada dia, nunca he hecho algun comentario pues ahora soy una esponja y necesito aprender, llevo como un año con un huerto y aparte de mi familia esta es la segunda cosa en la vida que me hace feliz, me quedo maravillado de la naturaleza, es increíble y, que lamentable que el hombre no sepa vivir en armonía con ella. gracias por compartir tu sabiduria.
    saludos

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      ¡Un placer Adolfo saludarte y muchas gracias! realmente la vida es una corriente poderosa y siempre sorprendente. Creo que eres afortunado si has empezado a encontrar el pulso que late en ella. Para mi es de esas fuerzas maravillosas para la que algunos increible y sorprendenetemente son ciegos. ¡Ellos se lo pierden! ¡Disfrútalo! siempre nos permite seguir aprendiendo. Un abrazo

      Responder
  2. kissi

    Feliz 2013 para ti y toda tu familia, continua con todos tus proyectos en la huerta, eso es lo que nos da ilusión cada dia.
    Un beso.

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      ¡Muchísimas gracias Kissi y lo mismo para ti y los tuyos! Que el año nos traiga a todos el continuar con el placer por lo que hacemos y el conservar las ilusiones. Un abrazo

      Responder
  3. Miguel

    Enhorabuena a los que habéis podido celebrar la entrada de año con uvas propias. Espero poder disfrutar pronto de esa experiencia, tras haberlas cuidado y visto crecer y madurar. Por el momento las sigo comprando y tras seleccionar las más diminutas, me conformo con masticar bien sus pepitas lo suficientemente rápido para no perder el ritmo de las campanadas. Feliz Año.

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      ¡Muchas gracias Miguel! Feliz año para ti también. Espero que puedas ver cumplirse tus deseos. Lo bueno que tienen las uvas propias es que aunque fuesen muy grandes al cogerlas ir mermando de forma natural siempre se reducen un poco respecto al tamaño original, por lo que no son ya tan grandes y no hay problemas con las campanadas. Un saludo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s