La cosecha de patatas

Patata temprana

Patata  en junio

Es curioso como de discretas pasan las patatas en el huerto, incluso en su momento de recolección  cuando se recogen y se  almacenan a ser posible a oscuras, en el lugar que tengamos destinado para ellas. Después a lo largo del invierno y la primavera vamos tirando de las humildes patatas con sus hidratos de carbono para dar consistencia a muchos platos.

Nosotros no solemos  producir  muchas patatas, es lo que tienen el tener cultivos diversos, por mucho que quieras no  consumimos demasiado de cada cultivo. La cantidad de patatas sembradas es siempre moderada. La cosecha temprana, estuvo bastante equilibrada tanto en  la producción de Jaerla como de Kennebec, pese a lo que se dice que donde hay rama hay patatas tuvieron más hojas que patatas. No sé el motivo pero al sacarlas la tierra estaba muy dura por debajo y ellas se quedaron muy arriba.

Patatas a finales de agosto

Patatas a finales de agosto

Con las patatas tardías la cosecha fue escasa, pues no se cubrieron  a tiempo y la primera helada fuerte les afectó,  motivo por el cual comenzamos a sacarlas más temprano que otros años. Habían sido sembradas ya en agosto, por ello estuvieron poco tiempo creciendo. La cosecha tuvo menor tamaño de lo que suele ser habitual.

Creciendo en la paja

Creciendo en la paja

Las que dieron mejores resultados fueron  las patatas sembradas en la paja,   que eran muy pocos pies, pero fueron unas patatas muy limpias y sanas, de tamaños muy similares,  muy fáciles  de sacar y de  recoger,  solo algunas de ellas con solanina, pues la cobertura hubiera quizá debido ser un poco más gruesa. Estamos pensando en poner el grueso de la cosecha  de patatas el próximo año con este sistema y quizás ponerle goteo.

Patatas de la paja

Patatas de la paja

Antes de almacenarlas, hay que apartar todas aquellas que puedan estar dañadas y las muy pequeñas, que pueden consumirse  cuanto antes. Las que  están  dañadas se pudren y las muy pequeñas al mermar se quedan reducidas a nada, por lo que se deben de emplear en la cocina cuanto antes.

Con el resto en general  lo que importa es tener bien almacenados los tubérculos, en un lugar fresco, seco y a oscuras. Es conveniente de vez en cuando revisarlas, sin remover demasiado, para comprobar que no haya ninguna que pueda pudrir al resto, y retirar esta  si la hubiera. ©

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s