Cultivo de la Cicoria bianca di Milano

Plantas en pleno crecimiento, acogolladas por si mismas

Este año me he dedicado a probar nuevas verduras para el otoño, algunos tipos nuevos de achicoria, semillas italianas que encontré por casualidad y   que sembré desde el mes de junio.

Hilera de achicorias en agosto

De hecho algunas de ellas están resultando una sorpresa muy agradable como es el caso de este tipo de achicoria: La Cicoria Bianca di Milano, es una achicoria de hoja ancha del mismo género (Cichorium intybus L.) que la achicoria empleada para forzar la endivia,  que ha crecido muy bien en la parte final del verano, pese a que con el tiempo tan seco desarrolló algo de oídio,  por lo que  hubo que echarle azúfre, lo que unido a la llegada de las lluvías,  le resultó muy bien, desde ese momento se pusieron a crecer  y  a enrollarse sobre si mismas y a formar  unos hermosos cogollos.

Recién cortada

Como este año el calor se mantuvo durante bastante tiempo  a las más avanzadas de ellas se les salió el tallo floral, por lo que pensé que  la experiencia sería un auténtico desastre, pero en uno de los casos me dió por probar el tallo interior, y sorpresa, pese a un ligero amargor, que dejaba de notarse en cuento se comía de forma continúa la  verdura, por lo demás nos encontramos con una verdura muy tierna, casi crocante, con unas hojas muy amplias, de las cuales las partes verdes resultaban menos apetecibles y más amargas, pero las partes interiores han sido un auténtico placer.

Con el cogollo limpio

La clave está en limpiar bien las plantas de las  zonas menos hidratadas y verdes del exterior. Con ella es fácil y rápido preparar una buena ensalada, pues una vez limpio el exterior,  el cogollo tiene un corazón blanco de hojas muy grandes y anchas, a modo casi de las hojas de los repollos, que hay que cortar, pues sino resultan poco manejables.

Es una planta que pretendo incorpora a los cultivos regulares del huerto, pues incorpora variedad a las ensaladas con las hortalizas de otoño y  es fácil de cultivar.©

En la ensalada

6 pensamientos en “Cultivo de la Cicoria bianca di Milano

    1. Encarnación Autor de la entrada

      Hola Ana! La achicoria se cultiva desde el verano para su siembra y a lo largo del otoño e invierno, aunque sufre con la helada. Por lo que la temperatura oscila desde los 30 º hasta los 8-10º, llegando a bajo cero. Con calor crece pero muy amarga y en ese periodo hay que controlar los hongos que pueden aparecer sobre ella. En el periodo frío sabe mejor, por lo que es importante que en el perido de consumo sufra algo de frío. Un saludo

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s