Nuestra herencia genetica

Curioseando por Internet un  tema que me ha surgido en estos últimos tiempos y que es  muy interesante e incluso resulta fascinante es  el tema de la epigenética. Quizá para vosotros la palabra sea tan novedosa cómo para mi.

Se entiende por epigenética  el conjunto de  modificaciones químicas que sufre nuestro ADN y  según las cuales podemos llegar a trasmitir  a nuestros descendientes las mutaciones que sufran nuestros genes como consecuencia del modo de vida que vivimos.

Mi madre

Una parte importante de las enfermedades  actuales son genéticas en su origen pero otras se consideran  epigenéticas, generadas por la modificación sufrida por nuestros genes   por  causa de nuestro estilo de vida. Pero además resulta asombroso que esas modificaciones de nuestros genes sea una cualidad transmisible  en nuestro ADN. Hasta ahora se hablaba de la trasmisión de los genes como algo inmutable, pero se sabe que no es así.

Yo tengo muy claro que mis genes ya han sido trasmitidos, pero pensar en los genes como algo mutable que se altera en función de nuestro estilo de vida y esa mutación y sus consecuencias es heredable pone mucha responsabilidad en nuestros propios estilos de vida, pues estos no solo repercuten en nosotros directamente sino también en todos nuestros descendientes. Somos de hecho los responsables de nuestro genoma.

Cuando se pensaba hasta ahora  en cómo cada ser vivo vive  su propio estilo de vida se pensaba en  un modo de vida  elegido por su  libre albedrío,  se pensaba en un ser cuyo  modo de vida  se podría modificar en su  futuro si así lo consideraba oportuno, pero sin más repercusiones salvo las personales pero ahora se  sabe que   esta  libertad  es muy ilusoria, y de hecho  nuestro modo de vida condiciona las cualidades heredables por nuestros descendientes.

¿…. en nuestra mano?

Nuestro estilo de vida con lo que eso conlleva: nuestro sedentarismo, uso de alcohol y tabaco, abusos de grasas, dietas incorrectas, trastornos en la alimentación, problemas de contaminación,  alergias  y estrés,…. Uno se puede preguntar  cuantos de estos aspectos dejan su huella epigenética en la herencia de genes a nuestra descendencia.

Y  se puede preguntar cualquiera cuánto de esto tiene que ver con el huerto. Todo y nada. Solo   la elección de un estilo de vida. ©

…desde el huerto

4 pensamientos en “Nuestra herencia genetica

  1. Paracelso

    Ya no. Las sociedades modernas, haciendo un símil atroz, son organismos enfermos qeue se encaminan hacia la autodestrucción.
    Debería ser tb realmente cierto que nuestros genes se modifican para trasmitir el amor a Buster Keaton, Goya, Cervantes, Miles Davis; la curiosidad por la ciencia o el anhelo de una vida en contacto con naturaleza.
    El frágil equilibrio tan citado ya no es tal. Esperemos que podamos al menos acabar peleando. No sé si era en la Eneida donde uno de los personajes viene a decir que los vencidos sólo pueden esperar una cosa: no esperar salvación alguna. Es decir que mientras la gente viva con esperanza todas los acabamientos tienen sentido. Salud.

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Salud Paco! Aunque racionalmente no me queda más remedio que estar de acuerdo contigo con el hecho inequívoco de que mundo tal y como lo conocemos se encamina a su propia autodestrucción. Por otro lado seguiré cavando en mi huerto, creo que no podría sentarme a esperar ver cuando sucede. Si la única salvación para los vencidos es no esperar salvación alguna. que creo que es frase de Virgilio, yo seguiré aquí en este rincón, agachada sembrando en el huerto y arrancando sus hierbas.
      Un saludo

      Responder
      1. Paracelso

        En eso estamos. Esos ratos en la huerta a la intemperie, que se demoran y se hacen casi eternos, no nos los quita nadie.
        He empezado a sacar el cardo que tenía plantado y lo voy a preparar como tú lo has hecho en alguna entrada anterior. Salud

      2. 2meperezg Autor de la entrada

        Y qué días tan increíbles para enero!, el calor de la tarde, la brisa sueve y modorra, la luz del sol,…. y cuando menos uno se da cuenta, no piensa en enero. Ya tengo que ponerme a preparar la zona donde tengo pensado poner los semilleros, contra una pared en vertiente sur. y me ha dado pereza con un día tan remolón.
        Disfruta del Cardo, yo también tengo que prestarle algo de atención pues lo hemos consumido poco. Habrá que buscar alguno buena receta.
        Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s