Secando ciruelas con el sol

Cascabelillos

Las ciruelas se pueden secar muy bien en verano, pues pese a que es una fruta muy jugosa, las elevadas temperaturas del verano  facilitan la deshidratación de las mismas con el empleo de la energía solar.

Cascabelillos secos

Los ciruelos presentan diversa variedades que se van secuenciando a lo largo del verano. Nosotros recordamos que todavía no tenemos ciruelos de producción significativa en el huerto, de hecho solo la ciruela Damacesna nos ofreció media docena de frutos, por lo que la fruta que hemos secado todavía no procede de  él, pero con el tiempo todo llega, y ya lo veremos.

Secado de ciruela damacesna

Hemos tenido un año de abundante fruta tanto en mi huerto del pueblo, como en el de mi madre, este hecho en una zona de montaña donde las heladas juegan con la producción no suele ser lo habitual, pues es bastante frecuente que solo haya fruta uno de cada cuatro años, o al menos de forma significativa. Además de ello las temperaturas más elevadas adelantaron la cosecha por lo que las orugas del ciruelo  no atacaron de forma tan grave como otros años.

Ciruela negra damcesna, pero quizá tipo Dansom

Por lo que en general por toda la zona la fruta ha sido abundante. En años de producción elevada el poder guardar algo de fruta para el otoño -invierno resulta muy  agradable, y por ello nos propusimos a secarlas.

Claudia secando en cuartos

Mucha de la fruta blanda antes de ponerla  a secar conviene someterla a unos minutos de cocción, pero las ciruelas pueden ponerse a secar sin ello, y eso es lo que hicimos.

Claudia parcialmente deshidratada

Para facilitar la deshidratación de la fruta, se fueron abriendo, cortando en dos o si eran  grandes en cuatro trozos y colocados  estos sobre rejillas puestas al sol, por ambos lados.

Claudia lista para almacenaje

Es el primer año que me ha dado por secar, por ello me he decidido poner los diferentes tipos a secar para  ver cual de ellos respondía mejor a  esta técnica. Las ciruelas siendo como son muy dulces en fresco resulta curioso como en  muchas de ellas al secarse resalta el toque ácido.

Negra secando al sol

Nosotros hemos secado de cuatro tipos:

Damacesnas a medio secado

Unas grandes, verdes  tipo Claudia, unas Damacesnas, los Cascabelillos de toda la vida y otras  más negras  quizá de tipo Dansom. De ellas para mi gusto las que resultan más sabrosas han sido las negras Dawson, pero salvo las damacesnas que resaltan mucho su acidez las demás no están mal.

Tras secarlas lo más importante es su almacenamiento, que debe ser en un lugar fresco, y seco. En un recipiente hermético que impida el paso de la humedad. Es siempre conveniente etiquetar estos tarros. ©

Anuncios

2 pensamientos en “Secando ciruelas con el sol

  1. enrique

    me gusta todo esto porque esplican muy bien todo ….. tambien me interesaria sobre el ciruelo negro que la ciruela es alargada como un huevo que la cojes y la partes por la mitad queda el hueso suelto y seco…..gracias…

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      Muchas gracias por tu comentario Enrique, pero siento decirte que sobre ese ciruelo no conozco, pues no tengo esa variedad, ya que tipos de ciruelos diferentes hay muchos, pero desde luego si so sabor es el oportuno podría ser muy adecuado para secar.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s