Recolectando nuestras semillas de lechuga

Lechuga en el punto central de su ciclo

Iniciar un huerto supone normalmente la necesidad de comprar plantas y semillas, pero no es necesario mantener esta situación de forma continua, un número significativo de las plantas nos permiten recolectar y guardar de un año para otro nuestras propias semillas, aquellas que mejor nos funcionaron, y siempre seleccionando aquellas de mejor calidad, no las de las plantas más pequeñas, ni las de los restos, ni plantas enfermas, es necesario escoger, reservar una sección sin recolectar, o reservar la mejor planta o el mejor fruto para la producción de esas semillas.

Lechugas en el inicio de su despunte

Las semillas propias suelen ofrecer niveles más altos de germinación o por lo menos así sucede en mi experiencia.
En la producción de semillas hay plantas de tipos distintos, cada una de ellas con sus características, hoy vamos a centrarnos en las semillas de la lechuga, planta anual, lo que significa que puede producir semillar una vez al año y normalmente luego muere,.
Es una planta del genero de las compuestas, que es fácil de recoger, el único problema suele surgir si se enteran los pájaros de que ya está madura, pues es una semilla que les encanta, de hecho mi madre suele reservar una partida de lechugas, dejándolas solo para que granen pues a su pájaro le encantan las semillas, y  las que ella produce, ella sabe que son de producción ecológica.

Detalle del tallo central en su inicio

Tallo central en días sucesivos

También debemos tener en cuenta que es conveniente no seleccionar las primeras lechugas que se salen, es mejor reservar aquellas que han tardado más en hacerlo pues esa es una carácteristica que queremos conservar en nuestras lechugas, y  eso debemos tenerlo en cuenta a la hora de seleccionar las plantas para la producción de semilla.

Formación de las flores

Pasado cierto tiempo, cuando la lechugas ya llevan un tiempo en tierra o se les ha dejado pasar sed por el excesivo calor, las lechugas tienden a salirse, esto significa que su tallo central comienza a crecer y en la punta del mismo se elevan un conjunto de botones florales, de color amarillo, fertilizados por el viento y los insectos, estos fructifican y se engrosan, y progresivmente se forman las semillas.

¿Cómo saber cuándo están en su punto para ser recogidos?

Es sencillo, aunque no todas realizan la maduración al mismo tiempo, pues se van secuenciando al ritmo que se hayan fertilizado las flores, se pueden recoger cuando los capitulos florales comienzan a estar amarillos, secos y se empieza a soltar  un pelujo blanco que el viento puede llevar consigo, iniciandose la disperión de las semillas.

Semillas maduras

Es el momento de colocar algo en la parte inferior de la planta, de forma que al sacudir las semillas estas caigan en el plástico o tela colocado, se puede hacer en días sucesivos para recoger el conjunto de lassemillas o de una sola vez sino se necesitan demasiadas de estas.

Semillas antes de ser limpiadas

Tras recoger lo que cae es necesario separar las semillas del resto de materiales que acompañan, para ello el viento y el cuidado suelen ser lo más eficaz. El aventar las semillas se ha hecho  practica habitual desde el neolítico para limpiarlas.

Al limpiar las semillas de la lechuga nos encontraremos de entrada con dos tipos de semillas: negras y blancas, según los diferentes tipos de lechuga que hayamos sembrado así serán estas.

Planta al final del ciclo

La planta una vez finalizado su ciclo reproductivo se seca y se muere.

Las semillas presentan siempre un cierto nivel de humedad que no es bueno que conserven si queremos que se mantengan bien hasta el año siguiente, por eso es necesario secarlas bien, pero no en el horno, sino en un lugar seco, puede ser al aire libre, con cuidado de que el viento o los pájaros no las hagan desaparecer, bajo un cristal.
Una vez secas ,  ya están listas para su uso, deben etiquetarse, indicando variedad y fecha de recolección y  deben conservarse en un lugar seco y oscuro.
Para saber más esta Guía para la recolección de semillas puede sernos útil.
Anuncios

12 pensamientos en “Recolectando nuestras semillas de lechuga

  1. MARIOL

    la informacion es muy clara solo que tengo una duda: la semilla es lo seco que queda de la flor amarilla, porq ue tambien del pelujo blanco sale una especie de semillita, de ambas se recoje o solo de la amarilla??

    Es un blog muy completo
    Un saludo

    Responder
    1. 2meperezg Autor de la entrada

      La semilla está dentro, detras de la pelusilla a la que se agarra y que cuando viene el aire puede desplazarla separada de la planta madre a modo de un paracaidas, puede ser blanca o negra dependiendo del tipo de lechugas, puedes encontrar una imagen de las semillas negras de lechugas en la entrada sembrando puerros, cebollas y lechugas en enero: https://elhuerto20.wordpress.com/2011/01/28/sembrando-puerros-cebollas-y-lechugas-en-enero/

      Responder
  2. Pris

    Muy buen post! Felicidades!
    Soy nueva en esto de las lechugas y estoy a punto de la recolecta de las semillitas, me han aclarado todo el asunto, gracias =)

    Responder
  3. Pingback: ¡Todo tiene solución! Primeros errores en mi huerto urbano | Ciudadano 0,0

  4. Pingback: ¡Todo tiene solución! Primeros errores en mi huerto urbano - VIVE 0,0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.