Archivo de la etiqueta: tipos de judias verdes

Tipos de judías de enrame

Fréjoles blancos

Judías verdes largas

Ya mencionamos el otro día cuando hablamos de las judías de enrame los tipos  que podía haber  en función de sus semillas que van  a ser  de  tipos variados, desde blancas hasta  pintos pasando por los negros, pero en esta ocasión os quiero comentar las que yo tengo.

Matas de judías verdes

Cuatro son los tipos de judías de enrame que hay en la huerta, que se van secuenciando para que no aparezcan todas a la vez:

Judía Verde carnosa

  • Judías de vaina blanca, un poco corta, carnosa y mantecosa,  rechoncha y de grano negro, suele producir una flor entre malva y rosada, con mucha mata y un poco más tardía en desarrollar su fruto  sembradas al mismo tiempo que las demás.

    Fréjoles rojos

  • Los típicos fréjoles rojos, que en realidad son verdes veteados en rojo, carnosos, de carne crujiente, pocas cuerdas ( hilos de dureza) laterales, resisten incluso con el grano bien desarrollado. Matas altas, densas,  de buen crecimiento. Sus semillas dan lugar a  una de las típicas  judías pintas.
  • Las judías verdes, que en mi caso presenta dos variedades que presentan en común que las semillas son blancas:

Una de ellas de fréjol alargado, más fino, tiernos y jugosos, de buenas matas.
El otro carnoso, rechoncho, se mantiene carnoso y tierno durante bastante tiempo.

Todos estos tipos necesitan  un mantenimiento continuo de la humedad, sobre todo por las temperaturas elevadas que estamos llevando estos días, que favorecen la perdida de hidratación del suelo, pese a que al ser de enrame la misma vegetación ayuda con su sombra a conservar esta.

Por ello es conveniente siempre regar en profundidad, de forma que las plantas tengan bien afianzadas sus raíces  y ello  ayude a desarrollar raíces profundas, que a su vez aseguran durante más tiempo el mantenimiento de la cosecha en verde.  Si destina para congelar hay que estar atentos y no dejar que se endurezcan las vainas. ©

Recogiendo semillas de  las judías verdes

 


Vainas secas de fréjoles

 

En el huerto de otoño resulta habitual esta imagen que aparece en el lateral, movidas por el aire entre las cuerdas de los fréjoles altos se balancean las vainas secas de estas judías que no se siembran por su fruto, aunque este también puede comerse, las judías pintas,  sino por las vainas frescas, las judías verdes.

 

Vainas secas de fréjol redondo bajo

 

Al finalizar el verano  la mayor parte de las judías han madurado su fruto, en estos casos también es conveniente reservar una zona que no hemos recogido para verde de forma que la semilla que se forme sea de la mejor calidad.

Estas plantas irán engrosando el fruto y llegará un momento en que éste esté completamente seco. Se retiran en ese momento de la planta las vainas que estén completamente secas, dejando el resto para que terminen de madurar.

Al recoger las semillas nos encontramos con que las judías verdes del huerto presentan  tipos muy variados, hay una gran riqueza cromática entre ellas. Es uno de los campos que presenta mucho color y variedad.

Pues si en verde  las hay: altas y bajas, verdes y de  color, amarillas, veteadas, blancas, rojizas,… esa variedad que se manifiestas en el fruto en verde también se manifiesta en las semillas que van desde el blanco al negro, y todo tipo de pintas,  moradas, rojas, aquí os presento algunas de ellas:

 


Semillas de fréjol bajo, blanco veteado de morado

 

 


Semilla de fréjol rojo

 

Pero uno de los aspectos más curiosos es la forma en que las semillas hibridan , se mezclan entre si cualidades de fréjoles entre si, aquí os presento algunos ejemplos que vete a saber de donde han salido:

 

Semillas hibridadas de fréjol blanco veteado

 

 

Semillas del mismo tipo anterior, posiblemente hibridada de judía roja

 

Las posibilidades de hibridación son muy abundantes, ¿ en que medida se pierden las cualidades de la planta inicial? Es un tema complejo, difícil de responder, yo en la práctica procuro sembrar aquellas semillas que mejor conservan el patrón original, pero también es posible que las nuevas tengan cualidades interesantes. Se podrían hacer experimentos con ellos, y ver que sucede con las leyes de la herencia de MENDEL.