Archivo de la etiqueta: purin de manzanilla

Secando manzanilla

Manzanilla en el huerto

Plantas para recolectar

La manzanilla ha ido creciendo  en el huerto  y las plantas alcanzan cierto tamaño. Cuando las tormentas se mitigan y el  ambiente se seca lo suficiente es el momento de proceder a cortar las cabezuelas florales, y ponerlas a secar.

La tarea es un tanto tediosa, pues el tamaño de estas flores implica necesidad de paciencia en la tarea que hay que desarrollar, por otro lado la parte más adecuadas son solo las flores y cortar otras parte significa quitar calidad a la materia final.

Las flores se recolectan preferiblemente de una en una cuidando no tener algún encuentro desagradable con algún insecto polinizador. Un buen momento es al comienzo de la mañana cuando ya han perdido el rocío de la noche.

Al recogerlas se debe tener cuidado que no queden amontonadas mucho rato unas sobre otras, pues las fermentaciones ahora con el calor se inician con facilidad y cuanto antes se deben poner  a secar.

Se debe procurar que no queden unas amontonadas sobre otras, en un ambiente cálido, seco y a la sombra, preferiblemente sin corrientes de aire y con temperaturas que no superen los 40º pues las esencias volátiles de las flores desaparecen a mayor temperatura.

Mediados del proceso de secado

Se deben colocar sobre una tela, o sobre un papel limpio, mejor separadas del suelo, y se deben mover de vez en cuando para que todas sus partes reciban bien el aire. Al cabo de pocos días las flores están secas, es el momento de envasarlas, en un recipiente opaco, y en un lugar seco.

Se deben etiquetar, para saber de cuando son, pues no resulta conveniente siempre  que se pueda usar flores de más de un año, pero además de los medicinales la manzanilla tiene otros usos, sobre todo los purines de manzanilla para combatir los hongos en los semilleros, aspecto que me habría convenido saber y aplicar  a comienzos de año en mis semilleros, pero se puede aplicar en cualquier época del año.

Semillas en una flor

En el huerto las plantas  recolectadas que se han quedado sin flores se deben segar  unos centímetros a ras del suelo y regar un poco, de forma que vuelvan a rebrotar y desarrollen una segunda cosecha para finales del verano, que no será tan importante, pero que no es desdeñable.

En estas plantas hay un volumen significativo de semillas que uno puede emplear si desea aumentar la zona de cultivo de la manzanilla.©