Archivo de la etiqueta: cultivo de trigo sarraceno

El trigo Sarraceno este verano

Hileras de Sarraceno

Hileras de Sarraceno

Tallo floral erguido

Tallo floral erguido

Este año  volví a intentarlo con el trigo sarraceno y procuré no repetir los errores del  pasado,  poniendo el cultivo en una buena época, ni tan tarde ni tan temprano como el año anterior.

Y aquí está. Creo que va magnífico.

En primavera sembré dos hileras. El nacimiento no fue todo lo adecuado que me hubiera gustado, pues fallaron semillas, lo que quizá fuese oportuno, pues sino  ahora estarían demasiado juntas las plantas entre si.

Su crecimiento, apoyado en un poco de humus  junto a las semillas, se está desarrollando bien, reforzado con el riego en cuanto las plantas lo demandan.

Ahora   con una altura de entre 50 y 70 cm está en plena floración.  La flor es blanca, menuda, abundante  y con un delicado toque rosa en sus estambres,  resultando  muy hermosa por si sola y es el objetivo de los polinizadores.

Recorrido por lashormigas rojas

Recorrido por las hormigas rojas

La polinización la realizan diversos insectos habiendo contemplado directamente la acción tanto de   las hormigas como  de algunas  abejas, en concreto nos sorprendieron   visitándolo abejas negras.

Apis mellifera

Apis mellifera ibérica

Vimos que en otoño  fue sensible al viento rompiéndose  algunas  ramas de las plantas, esperemos que ahora en verano  no sea así. Queda esperar que este año si podamos recoger una buena cosecha, pues el año pasado aunque  era muy tarde cuando maduró  aún así  hubo algunas semillas.©

Con el trigo sarraceno a vueltas

Situación actual del primer sarraceno

Recordáis el trigo sarraceno que sembré en  mayo, pues bien fue un rotundo fracaso. Tal es así que dudo poder recoger ni la semilla que sembré. La razón está por un lado en el seco verano y por otra en mi mala planificación.

Cuando me dio por poner el trigo sarraceno me quedaba poco terreno por ocupar que no estuviera ya programado. Por ello decidí ponerlo en una zona de la finca que queda lejos del huerto y cerca del canal de desagüe, por donde de vez en cuando pasa agua.

Hileras del trigo sarraceno tardío

El trigo nació bien y de vez en cuando sacábamos algún caldero de agua del canal  que ayudaban  a las plantas a ir tirando. Además  pusimos algo de paja para ayudar a conservar el agua. Pero el agua en el canal no duró mucho tiempo, con lo que  no hubo posibilidad de usarla.  Cuando lo sembré había leído que el trigo no requería una elevada demanda de agua, con  lo que pensé que a poco que lloviese y con el agua  que de vez en cuando se le podría dar  del canal, podría ser suficiente para sacar adelante el cultivo.

Llegaron los grandes calores y por unas cosas o por otras el sarraceno se quedó seco días y días. De momento  las plantas siguen vivas, pero como no ha caído agua  del cielo poco más pueden hacer.  La cosecha va a ser escasa.

Flor del Alforfón

Plantas de Fagopyrum esculentum

Cuando vi que las expectativas del sarraceno eran pocas, y teniendo en cuenta que dicen que 90 días es todo lo que la semilla  necesita de la planta para hacerse decidí  volver a sembrar. Lo puse a finales de julio unos días antes de sembrar las patatas tardías,  en el terreno donde había quitado ajos y guisantes, tras arar el terreno,  solo por saber si se podría sembrar tardío  y aun así recoger cosecha.

Nació bien, pero muchas plantas no sobrevivieron al gusano gris, que fue abundante por esas fechas en el terreno recién arado.  Se eliminaron las malas hierbas y se abrieron los sucos.

Las dos hileras de  las plantas que puse comenzaron a crecer bien, algunas de ellas bastante más que las de la tanda anterior. Esta cosecha la estoy regando alegremente, está colocada entre unos guisantes tardíos y unas alubias tardías también y  en pleno huerto, donde  durante agosto no ha habido problema con el agua.

LLeno de flor

Ahora las plantas están en flor, abundantes y fuertes. Espero que septiembre no nos venga tan seco que no podamos darle  todo el agua que puedan  necesitar y ya veremos lo que da de si. ©

¿Qué es el trigo sarraceno?

Plántulas de pocos días

Hilera con el suco

Se le llama trigo sarraceno (Fagopyrum esculentum), pero en realidad no tiene nada que ver con el trigo, pues no es un cereal sino que pertenéce a la familia de las Poligonáceas, como la acedera,  el ruibarbo…pero en su uso se emplea de forma similar al trigo de ahí el nombre que se le da. El adjetivo sarraceno tienen que ver con su zona de origen  vinculada a la ruta de la Seda y a los sarracenos que la controlaron en un periodo de la historia. Su zona de expansión está en China, Rusia, Ucrania, Polonia,..

Resiste bien condiciones de frío por lo que se ha desarrollado su consumo en aquellas regiones donde los cereales tradicionales tienen problemas en su desarrollo, además del hecho de que por lo visto en apenas un par de  meses completa su ciclo de crecimiento y nos ofrece  sus semillas.

También tiene importantes cualidades alimentarias, ello hace que sea considerado uno de los “cereales” más energéticos, con un alto contenido en proteínas altamente asimilables y en Lisina. Por otro lado no tiene glutén lo que lo hace apto para toda dieta que tenga que prescindir del mismo. Además de poderlo utilizar como espesante y poder hacerlo panificable.

Apareciendo en lo alto del suco, agradece la humedad

Eran todas estas cualidades las que nos han llevado a probar el otro día y ver que sucedería si poníamos unas pocas semillas en tierra, sobre todo después de leer sobre su introducción como cultivo experimental en Cantabria.  Y tras abonar un poco, pero no demasiado al leer que se desarrolla bien en suelos pobres, regamos un poco el fondo del suco antes de poner las semillas  y colocamos, estas sorprendentes semillas que rematan su cabeza con una   forma piramidal, en tierra. No le gustan los terrenos encharcados.

Semillas del Alforfón

Quizá cuando lo  hemos colocamos en tierra  fuese ya este año  un poco tarde- inicios de mayo, visto el hecho de que aguanta bien el frío para el próximo año si funciona y nos gusta lo sembraré en marzo. Lo coloqué asucado, pues no tenía claro el espacio de crecimiento adecuado para el mismo, pero sin demasiadas semillas en cada suco.

Tras la quincena de estar en tierra  las plantas han ido apareciendo,  De momento parece que las plantas van bien, pero  su crecimiento seguramente sea muy rápido, pues se dice que a los  75 días desde su nacimiento se recogen las semillas. Iremos viendo que sucede con el mismo.©