Archivo de la etiqueta: cultivo de jacintos

Jacintos variados

Jacinto rosa

En el huerto  este año ha habido  dos tipos diferentes de Jacintos, los primeros los que llevan más años son Jacintos que han adquirido un cierto carácter asilvestrado, han ido evolucionando desde otros bulbos, y el número de flores que presenta su tallo floral es mucho más reducido que los otros.  En  ellos el color mayoritario es el  rosa, en algunos casos hasta el rosa muy pálido. También hay algunos bulbos de color azul claro.

Los otros son Jacintos adquiridos este año, la mayor parte de ellos son Jacintos plantados en la primavera y han desarrollado la flor en un año que no tiene demasiada humedad es suelo con lo que no han adquirido su desarrollo óptimo, pese a todo su tallo floral presenta numerosas inflorescencias. Sus colores son también diferentes, pues además del rosa este año tenemos Jacintos de color fucsia intenso y otros de color azul muy intenso, bajo cierto tipo de luces  casi morado.

Los Jacintos han ido apareciendo en el huerto de forma secuenciada desde  finales de febrero cuando comenzaron a aparecer hojas y  tallos florales de los primeros que se abrieron a mediados de marzo hasta ahora cuando  los últimos están viendo marchitar sus pétalos. ©

Los jacintos tardíos en el huerto

Bulbos de Hyacinthus orientalis,

Ahora que están comenzando a aparecer los brotes de los Jacíntos junto con otras bulbosas de final de invierno y comienzo de la  primavera, no he podido resistir la tentación y el otro día compré unos bulbos de Jacinto.  Me diréis que voy un poco retrasada en mi plantación, ya se que los jacintos deben plantarse antes, preferiblemente en los meses de octubre y noviembre, pero  al poner unos pocos en estas épocas nos permitiremos disfrutar de la belleza de las flores  hasta más tarde en la primavera.

Bulbos colocados en diciembre

Al comprar los bulbos me enteré de algo de lo que no tenía ni idea y es que los bulbos de Jacinto no se deben manipular directamente con las manos, pues sueltan una sustancia que puede resultar bastante irritante para la piel, dependiendo de cada persona, más aún  si nos llevamos sin darnos cuenta las manos a la cara, sin haberlas lavado antes.

Bueno los bulbos que compré tenían un proceso de conservación magnífico y ya están bajo tierra, pero no se que tal les irá esté año en su desarrollo, la razón está en la escasez de agua que comienza a manifestarse  en  la tierra dado el escaso volumen de lluvias caídes a lo largo del otoño y sobre todo en lo que va del año.

Bulbos de febrero, desarrollo de raíces y tallo

Pese a todas estas expectativas  encuentro los Jacintos de una gran belleza y sobre todo un placer para el olfato, razón de por si suficiente como para plantarlos.

Pero estos bulbos no son los únicos que he puesto  fuera de sus fechas habituales, he intentado ir colocando  diferentes colores en diferentes momentos, pues su secuenciación resulta muy agradable. Con todo habrá que estar atentos a su desarrollo, y si es necesario añadirles algo de agua a la espera de que, si ya no es ahora, al menos  las lluvias no se hagan de rogar en la primavera.©

Tareas de mantenimiento de los bulbos de primavera

Proceso de formación de las semillas de narciso

Los bulbos de primavera necesitan de una serie de tareas de mantenimiento para el perfecto desarrollo del tallo floral  en el seno del bulbo que desde que terminó la floración se ha ido formando.

Formación de semillas de tulipanes

Lo primero de todo  ya hemos comentado la  importancia de la potasa en el desarrollo de los tallos florales, por lo que es imprescindible sino lo hemos hecho antes incorporar este ingrediente en este periodo.

Por otro lado es importante conocer  cual es nuestro objetivo en relación con los bulbos de primavera. Si lo que se espera es la formación de más bulbos, o por el contrario si también se desea la formación de las semillas.

Eliminación natural de la semilla en las plantas más débiles en las plantas más débiles

Si lo que deseamos son plantas con idénticas características a las que poseemos, reproducción vegetativa, lo que debemos buscar es la formación de bulbos, si en cambio deseamos diversas variaciones a las plantas de las que partimos, reproducción sexual,  podemos , siempre que las plantas estén fuertes podemos  intentar el desarrollo de semillas.

  • Para del primer caso lo más importante de todo es eliminar todas acción por parte de la planta destinada a la producción de semillas: esto es el capullo que la misma destina a la formación de esas semillas.
  • En el segundo caso puede ser necesario un aporte extra de  nutrientes para concretar el desarrollo de las semillas. Debemos saber que las características genéticas de  estas pueden ser bastante inestables, pero como experiencia para ver   como distintos  ejemplares se combinan entre si, resulta interesante.

Progresivo engrosamiento

Todos los  bulbos  continuarán su crecimiento   hasta que las futuras  plantas que se están desarrollando en la base de las mismas se encuentren formadas, pero el mantenimiento de ciertos niveles de humedad y que la temperatura no suba con mucha brusquedad resulta muy  importante para asegurar  un determinado calibre y que los bulbos adquieran  la adecuada  madurez reproductiva. ©

Jacintos en el huerto

Jacinto Pink Pearl

Los jacintos  aparte de  los narcisos  son de las primeras flores de mi huerto en florecer, eso sin contar con todas las pequeñas autóctonas que sin contar con nadie lo  llevan haciendo incluso en pleno invierno, pero si  claramente son de  los primeros bulbos .

Jacintos procedentes de semillas

Conocidos con el  nombre científico de  Hyacinthus orientalis, pertenece a la familia de las Lilaceae,  y es una bulbosa que gusta de una exposición soleada y bien drenada.

De pequeña altura, su mayor interés reside en la belleza de sus flores, pero especialmente en la intensidad de su aroma, especialmente a la caída de la tarde.

Aroma que gusta entre otros polinizadores a la mariposa Esfinge. Hecho del que se beneficia el Jacinto, cuyas semillas pronto comienzan a fructificar entorno a las plantas madre, siendo fácil la reproducción de las mismas.

Flores de jacinto

En la experiencia que tengo con los jacintos es una planta de la que uno puede olvidarse, siempre que la primavera no venga en exceso seca, desarrollándose bien en el huerto, con la excepción de aquellos lugares donde pueda ser atacado en sus raíces, como a veces puede ocurrir con los ataques de los  Otiorrhynchos, tipo de gorgojos, cuyas larvas se encuentran en el suelo  devorando las raíces, y plaga que en los últimos años se ha incrementado.

Jacinto en blanco

En el huerto los tipos que hay en este momento son herencia de una larga tradición de ir adquiriendo diferentes tipos de bulbos, e irse renovando estos, bien por bulbitos o bien por semillas, que al cabo de dos tres años están en condiciones de florecer.

Jacinto ‘Delft Blue’

Las semillas de los jacintos presentan ciertas diferencias en los resultados de las plantas pues mientras las procedentes de la división vegetativa nos conservan las características de densidad de la flor, así como una imagen más compacta, las procedentes de semillas se asilvestran en cierta medida, ganan en altura y disminuye la densidad de floración. Es cierto que poseen como un carácter menos cuidado, lo que las hace a mi entender más interesantes para un jardín  más natural.

Con todo conseguir su reproducción por bulbos no resulta difícil, y si muy gratificante año tras año.©