Archivo de la etiqueta: cultivo de girasoles

Buen año de girasoles

Tamaño de los girasoles

Tamaño de los girasoles

Recolectando giganteas

Recolectando giganteas

Este ha sido un buen año para los girasoles, su desarrollo ha sido extraordinario, superior en muchas ocasiones a los 2,5-3 metros de altura, y más teniendo en cuenta que la zona principal donde los sembré en una zona donde el terreno estaba muy pesado por el paso de la máquina que hizo el estanque,  con la intención de que su cultivo sirviera para colonizar ese territorio y mejorar el suelo, pero sin esperar realmente tener una cosecha decente, pero la hay.

Pero no es la única zona, hay otras y en todas el  desarrollo ha sido muy fuerte, siendo casi auténticos árboles por altura. Atribuyo su  gran crecimiento al empleo del humus que les ha sentado especialmente bien.

Junto al estanque

Junto al estanque

Con las lluvias abundantes, ahora   han llegado los problemas. Al aflojarse el suelo, los girasoles se han caído debido a su tamaño y a su mucho peso, obligando a recogerlos  o a que el  barro y los ratones tengan acceso a ellos.

Tras la red ...

Tras la red …

... y ni aun así

… y ni aun así

Cabeceando por el peso

Cabeceando por el peso

Por otro lado hace tiempo que los girasoles llevan envueltos en redes, pues de otro modo ya no quedaría nada, los pájaros gustan de ellos, desde  los más pequeños como pardales y   jilgueros a los más grandes, como los cuervos, que arrancan auténticos bocados  y los desmontan a poco, sino se protegen.

Los restos de la polinización lo primero en eliminar al recogerlos

Los restos de la polinización, lo primero en eliminar al recogerlos

Semillas de girasol ornamental

Semillas de girasol ornamental

Por esto  hemos comenzado a cosechar  las giganteas. Algunas, las que se hicieron antes, ya van secas, pero aquellas que siguieron creciendo han tardado más en madurar, por lo que las pipas presentan niveles altos de humedad, y más aún lo que es la gigantea.  Ello nos obligará a recoger los girasoles y en pocos días sacar las semillas o las podredumbres  comienzan a afectar a toda la base  y  al fruto.

Con niveles tan  altos de humedad la única solución será  extender las pipas y dejarlas en capas,  y si sale el sol  las pondremos  a secar  hasta que se puedan guardar sin riesgos. ©

Girasoles, giganteas y pipas

Helianthus annuus con el fruto maduro

Buena cosecha

Estas tardes de comienzos de octubre hemos estado recogiendo nuestra cosecha de girasoles, pues los pájaros  los estaban llevando a hecho.   Desde el momento en que  se recogieron todos los girasoles para aceite que estaban sembrados alrededor del huerto  era de esperarse que no tardarían mucho, los pájaros que andaban a ellos, en hacer su aparición en el huerto.

Lo mejor cuando algo ya está maduro  y es comido  es no dar tiempo a que siga reduciéndose. Por ello segamos las giganteas y los hemos estado desgranando.  Teniendo en cuenta que eran dos hileras de girasoles, y que estaban bastante juntos podemos decir que tenemos una muy buena cosecha de pipas este año.  Además son pipas que están muy llenas, incluso las del corazón de la gigantea, pues la acción de las abejas se ha notado y los girasoles este año están muy, pero que muy granados, incluso en sus zonas centrales.

Etapa de crecimiento y comienzo de floración

Los girasoles crecieron bien  a lo largo del verano. Les fuimos regando con regularidad y alcanzaron una tremenda altura, este año han seguido siendo el techo del huerto.  Se mantuvieron en flor durante mucho tiempo, pues fueron desarrollando y abriendo las múltiples florecillas que conforman la umbela del girasol.  Posteriormente  comenzaron a engordar las umbelas y algunos de ellas a agacharse dado  el peso  y el tamaño que las cabezas llegaron a alcanzar.

En flor

Floración

Me planteé la necesidad de poner  algo para protegerlas, pero teniendo en cuenta que alrededor de nosotros había hectáreas de girasol, decidí que no había mucho riesgo, pues los pájaros estaban demostrando una mayor preferencia hacia las pipas de girasol de aceite que hacia este, debido a la mayor cantidad de grasa que tienen esas semillas, lo que les permite almacenar más reservas para el invierno.

Comenzaron a engordar

Cuajando la flor

El problema no ha llegado hasta ahora. Pero ahora metidos en faena  ya no hay problema, pues las pipas  se están secando al sol, pero  eso sí  todavía les ha dado a los pájaros  tiempo de  comerse una  buena partida de ellas  (una de nuestras cuotas de colaboración con el medio ambiente).

Malla protegiendo las pipas mientras se secan

Buenas semillas

Como esta semana  las previsiones meteorológicas  daban que las temperaturas iban a ser cálidas y lucir buen tiempo,  nosotros hemos aprovechado para recogerlas, desgranarlas  y  ponerlas a secarlas, poco falta para limpiarlas con el viento y guardarlas a la espera del tueste.  Ha sido una magnífica cosecha, con muy buenos rendimientos  pues prácticamente todas, hasta las más  pequeñas, tienen titos muy gordos. ©

Girasol ornamental en el huerto

Heliantus annus florenza

El Girasol rojo también llamado girasol ornamental es una variedad del género de los girasoles, el  Helianthus annus florenza,  empleado en jardinería y por la belleza de su flor cortada mucho más intensa  por los matices ocres, rojos, marrones, dorados, … que posee la flor.

Belleza

Nosotros tenemos los girasoles ornamentales desde hace varios años y  pocas veces han alcanzado la belleza y altura de los de este año, superiores a los dos metros de latura,  para ello la humedad de la primavera ha resultado fundamental.

Familia de las compuestas

Superan los dos metros

Perteneciente a la familia de las compuestas, sus múltiples flores van floreciendo de forma secuenciada siendo muy visitadas por todo tipo de polinizadores.

Cabeza floral

Es una planta que hibrida entre sí por lo que no todas las flores son homogéneas cada una de ella presenta  matices de los colores con diferencias respecto a las demás salvo que pertenezcan a la misma planta, entonces tienden a ser similares.

Los girasoles proceden de semillas que se colocan en tierra en la primavera o  bien que han nacido por su cuenta. Su distribución suele  ser irregular con lo que las agrupaciones de las plantas adquieren mayor belleza por su disposición más natural, frecuentemente salvo  unas pocas que siembro yo para asegurar la semilla, el resto suele resembrarse ellas mismas, respetando aquellas que van naciendo en el perímetro del huerto, habiendo sido diseminadas por los pájaros o por los ratones.

Las plántulas son similares al girasol común pero presentan un matiz rojizo, violáceo,  amarronado,  en sus hojas que el otro no posee, que nos habla de las tonalidades que este cuando florezca va a presentar y que tiende  a conservarse en la planta a lo largo de su vida.

Son plantas que aportan una gran alegría a cualquier espacio donde las queramos palntar, ofeciendo  una exuberancia que las hace únicas em cualquiera que sea el espacio donde las coloquemos.

Planta al inicio del crecimiento

Hacia el final de su ciclo hay que tener mucho cuidado con las semillas que gustan mucho a los pájaros de pequeño tamaño tales como  pardales, jilgueros, …. en parte porque su semilla es claramente más pequeña que la del girasol común y   si uno se descuida … ¡desaparecen!. ©

Detalles de la flor