Archivo de la categoría: Cultivo de legumbres

Tirabeques con jamón

Tirabeques lavados y listos para cocinar

Tirabeques lavados y listos para cocinar

Tirabeques en la planta

Tirabeques en la planta

Este año   no es uno de los mejores años para guisantes y tirabeque pues  salvo los de invierno que han crecido mejor, los de primavera han desarrollado manchas en las hojas  y en ocasiones en las vainas y algunos se han secado. Pese a todo ha habido cosecha de guisantes y ahora  hay cosecha de tirabeques  que están ahora en su mejor momento.

Este tipo de tirabeque no es de la variedad Mangetout, en la que como su nombre indica se come todo, sino que en estos hay que retirar el lateral de las vainas, pues puede estar fibroso, pero el resto se conserva tierno aunque esté el grano gordo.

cordovenas

Cordovenas y restos para la basura orgánica

Una vez recogidos y limpios vamos a utilizar una receta muy sencilla que los conserva deliciosos.  Necesitaremos un buen plato de  tirabeques, jamón serrano en taquitos, sal y un poco de aceite.

Jamón en taquitos

Jamón en taquitos

Salteamos los tirabeques en el wok a fuego vivo con un poco de aceite. Los tirabeques están tiernos crudos, por lo que no es necesario que queden muy cocinados, pero depende de gustos, deben tener un punto de cocción en el cual conserven todavía parte del crujiente de la verdura.

En el wok

En el wok

En el plato

Con el jamón

Cuando se consideran  que están en su punto de cocción se incorpora el jamón y  se sazonan con la sal, dependiendo del nivel de salazón que tenga el jamón. Dos vueltas en la sartén y listos para servir.  Deliciosos  solos y en compañía. ©

¡Sabrosos!

¡Sabrosos!

 

La Rabia de los garbanzos

Garbanzos de la paja

Garbanzos de la paja

Se conoce con el nombre de Rabia de los garbanzos a una enfermedad que padecen estos, debida a un hongo que los coloniza y puede terminar con ellos con gran efectividad.

Plantas enfermas

Plantas enfermas

Es una enfermedad endémica  en muchos suelos que depende en gran medida de las condiciones metereológicas que hagan, de la humedad y de la temperaturas existentes. Siendo los periodos de humedad alta coincidiendo con temperaturas de 15º a 20º los de más peligro.

Los primeros sintomas se aprecian a través de las hojas de los garbanzos, sobre las que aparecen manchas circulares  en  hojas y vainas con el borde más oscuro  y en los tallos que se secan. Estos síntomas son debidos a un hongo Didymella rabiei que  una vez se desarrolla es capaz de secar la planta con gran rapidez.

Tallos secos

Tallos secos

El hongo puede trasmitirse por las semillas que estén contaminadas, estar en el suelo  o trasmitirse desde plantas enfermas. He estado investigando sobre los problemas de los garbanzos porque tengo algunas  plantas  en el cultivo que se han ido secando y no sé debido a qué.

Garbanzos en tierra

Garbanzos en tierra

Este año de momento tenemos garbanzos sembrados en dos zonas. Por un lado en paja y por otro en la siembra tradicional en el  suelo, en ambos casos plantados en febrero. En general el  cultivo  va bien, pero   en los sucos  algunos de  los garbanzos amarillean y se mueren. ¿Es la rabia de los garbanzos? por si acaso los hemos incluido en nuestro tratamiento con purín de cebollas,  y esto  parece haber disminuido el ritmo de amarilleamiento, ya veremos si es eficaz hasta que madure la cosecha.©

Desarrollando el grano

Desarrollando el grano

Preparando la lenteja pardina

Al poco de arar el terreno

Al poco de arar el terreno

Lenteja tras el remojo

Lenteja tras el remojo

Este año nos hemos decidido a sembrar la lenteja pardina en el centro del huerto. Es  un tipo de lenteja mucho más menuda  que la lenteja  rubia castellana y muy sabrosa.  Las hemos colocado en la zona de  donde  habíamos quitado los frambuesos y donde también  hemos  colocado unas cuantas parras más, con la intención de agrupar allí  varios  tipos diferentes de uvas.

Zona bajo la lluvia

Zona bajo la lluvia

Comenzando a nacer

Comenzando a nacer

Es una zona donde quiero   dejar el suelo para cultivo de secano. Un lugar entre las parras donde   pueda poner cada año  leguminosas que sirvan de abono al  terreno y  al tiempo lo   mantengan   cultivado y libre de hierbas, dándonos una cosecha.

El terreno cuando comenzamos a trabajarlo estaba muy pesado y costó bastante prepararlo, pues llevaba cuatro años con los frambuesos y eso había hecho que la grama adquiriese mucho desarrollo en toda la zona.  Le dimos varias vueltas, e intentamos retirar toda la grama que fue posible,  pero    seguramente reaparecerá.

La lenteja la pusimos en remojo y estuvo además otro día humedecida antes de sembrarla. A continuación realizamos los sucos y la colocamos en ellos. nació rápido y bien.  Lleva ya nacida más de un mes. Al poco de nacer le llovió encima y eso ha hecho que su crecimiento fuese mejor.

En hileras...

En hileras…

Con la lluvia las hierbas se desbordaron, por ello en la semana pasada las cavamos. y quizá antes de que cierren los sucos con su crecimiento haya que volver a hacerlo, depende de la lluvia.  Entre ellas se conserva de momento  la higuera que con el buen tiempo de este año todavía conserva  las  brevas. Veremos si el tiempo las  mantiene.  ©

...rotas por la higuera

…rotas por la higuera

 

En torno a la Soja

Granos de soja....

Granos de soja….

Este año volví a sembrar soja en el huerto, y aunque tarde también recogí  una cosecha destinada al consumo. Pero pocas plantas de mi huerto me generan en estos momentos tantas dudas como la soja y voy a intentar dejar esas dudas aquí, quizá alguien  pueda ayudarme con ellas.

 ... en el proceso de limpieza

… en el proceso de limpieza

Separándolos de las vainas

Separándolos de las vainas

Soy consciente de que  la soja hoy en día está profundamente asentada en el consumo humano, no tanto  por pertenecer su consumo a una demanda consciente del  mercado, sino por que la soja se ha colado en la cadena de la transformación de los alimentos ante la necesidad del empleo de las proteínas, y ante el bajo coste que esta proteína vegetal tiene.

Soy consciente del peso que en esa cadena  alimentaria tienen la grandes cadenas multinacionales de la producción de alimentos, así como  los vínculos entre fitosanitarios y transgénicos en esa producción.  Si la leche está en todas partes (por la proteína láctea barata) , con la soja pasa algo similar, aparece en todo tipo de alimentos.

Hojas

Hojas

Hilera de soja creciendo

Hilera de soja creciendo

Hasta aquí eso es mercado, podría prescindir del mismo, con una producción propia eludiendo los problemas que conlleva la producción orientada al mercado,  pero no acaba el tema  ahí.

Flor de la soja

Flor de la soja

Desde hace algún tiempo esa imagen, que tenía para mi de panacea universal, vendida con la soja, se está  desmontando.  Hay múltiples aspectos vinculados con ella que voy conociendo que la hacen ampliamente problemática:

  1. Se habla de las tóxinas presentes en la planta que dificultan la  asimilación del grano, aunque se le someta a cocción. Por lo visto no sirve solo la cocció,  la única forma válida es a través de los fermentados, sistema poco generalizado en el consumo occidental, salvo a través de la salsa de soja.

    Planta adulta

    Planta adulta

  2. Ello hace que se hable de la presencia en ella de antinutrientes, existentes también en otras leguminosas  que,  entre otros, inhiben la  tripsina y  con  ello  impiden la asimilación  y digestión de los nutrientes, junto con ácido fitico que dificulta la absorción de minerales y oligoelementos.
  3. Presenta alto niveles de  estrógenos, hormonas femeninas, que  como fitohormonas son fácilmente asimilables por el organismo, influyendo en el mismo, adelantando la menarquía,  generando quistes,  fibromas,  alterando la respuesta hormonal, feminizando rasgos y  rompiendo equilibrio hormonal  propio de  los varones
  4. …. si  navego por Internet buscando  sobre las consecuencias del consumo de soja, la lista se incrementa considerablemente.

Tras  todo esto  sigo teniendo la cosecha  de soja de este año en casa, pero,… ¿merece la pena consumirla?

Quizá haya que  pensar qué en la producción del año hay otras  muchas   leguminosas  más inofensivas que ella como alternativa válida para conseguir proteínas vegetales libres de sospecha.©

Recogiendo los cacahuetes

Plantas de cacahuetes en septiembre

Plantas de cacahuetes en septiembre

Durante todo el verano hemos estado deshojando la margarita de los cacahuetes, ¿darán fruto o no lo darán? No había señales de que los fueran a dar hasta  finales del mes de septiembre.  cuando  vimos que comenzaron a emitir desde los tallos unos zarcillos que se hundían en la tierra. Pero parecía bastante tarde para ponerse a ello.

Zarcillos desde los tallos

Zarcillos desde los tallos

Tan tarde que hemos dejado los cacahuetes en tierra todo lo que hemos podido, que ha sido hasta  finales del mes de octubre, cuando las heladas dejaron mustias las hojas.

Arrancando matas

Arrancando matas

Esa fue la señal que consideramos cuando decidimos que era momento de sacar los cacahuetes.  La tierra seguía pesada por el agua caída en este mes de octubre, pero con la laya fuimos sacándolos, al tiempo que les sacudíamos  la misma.

Detalle del fruto crecido bajo tierra

Detalle del fruto crecido bajo tierra

De entrada la cosecha no parecía demasiado abundante, muchas de las plantas tenían zarcillos sin cacahuete o de tamaño muy pequeño. Los únicos que tenían un tamaño grande eran  los que  habían sadido a ras del suelo, ya hace tiempo.

Retraso en el engorde de los cacahuetes

Retraso en el engorde de los cacahuetes

Separados los cacahuetes de sus matas, los hemos puesto a secar, en un tiempo en que resulta difícil  realizar la tarea. Primero al sol, los días en que este ha aparecido. Poco a poco fueron dejando caer la tierra que llevaban agarrada y secándose. Más adelantee cuando ya estén   limpios de tierra, los meteremos en la deshidratadora para darles un golpe de calor y terminar de secarlos.

Cacahuetes secando al sol

Cacahuetes secando al sol

Está claro que  la cosecha no ha dado todo lo que podría haber sido. Muchos de los zarcillos tenían el cacahuete a medio hacer, o incluso sin hacer.  Está claro que se ha retrasado la cosecha, sea por que estas tierras  arcillosos son menos tempranas que las arenosas, o  quizá haya  que ponerlos antes en tierra. ¡Habrá que experimentar! ©

Guisantes tardíos

Guisantes tiernos

Guisantes tiernos

Creciendo muy tiernos

Creciendo muy tiernos

Ya el año pasado lo intenté, pero los sembré tarde y llegaron los hielos antes de dar fruto, este año decidí que había que adelantar la fecha y a finales del mes de julio cuando preparé el terreno para poner las escarolas  coloqué una hilera de guisantes en tierra y una semana más tarde puse otra.

Con numerosas vainas

Con numerosas vainas

El primer año me dí cuenta que había elegido una variedad de crecimiento alto, por lo que las plantas primero desarrollaron materia vegetal y ya con cierta altura echaron las flores.  Este año decidí plantar una variedad de  crecimiento bajo y más temprana de floración y ha sido una mejor opción.

Los guisantes no nacieron demasiado bien, por los excesivos calores del verano, pero los que lo hicieron han crecido bien a lo largo de este periodo.

Con abundante flor

Con abundante flor

Uno de los problemas del  guisante en el  verano suele ser el desarrollo  del polvillo blanco, el oídio.  Pero no ha sido este el caso, pues este año nos hemos dedicado a experimentar  con  los purines antifúngicos y nos han dado buen resultado (deberemos seguir con ellos en años sucesivos para contrastar tendencias).

De bajo tamaño,...

De bajo tamaño,…

Así tanto el extracto fermentado de cebollas, como el macerado de salvia han sido usados con cierta recurrencia, sobre los guisantes, como cada quince días y las plantas están, pese al calor y la falta de lluvia a lo largo del mes de septiembre, limpias y sanas.

De bajo tamaño, fuertes y sanos

… fuertes y sanos

Ahora estamos empezando a recoger los primeros guisantes  y  están llenos de otras vainas en maduración. Si el veranillo se nos alarga las veremos madurar, sino recogeremos las vainas tiernas y las usaremos a modo de tirabeques antes de que lleguen los hielos. ©

Judías de flor roja

Phaseolus coccineus en flor

Phaseolus coccineus en flor

Elegantes...

Elegantes…

Una de las plantas que está creciendo bien este verano en el huerto  es el judión morado y pinto de flor roja, conocido por el nombre  científico de Phaseolus coccineus.  Es una variedad  emparentada con el Phaseolus vulgaris,  también de la familia fabaceae, pero ligeramente diferente.

Con origen en la zona de México donde es una leguminosa perenne, se ha adaptado  bien a la zona templada donde su cultivo es estacional  dependiendo de las temperaturas, pues es sensible  a la acción del frío y del hielo.

Es una planta trepadora que alcanza más de tres metros de longitud y va desarrollando en su crecimiento unas atractivas flores entre un rojo y naranja intenso. Con hojas divididas en foliolos, las plantas han trepado a lo largo de las cuerdas que hemos dispuesto para ellas y ahora llevan un tiempo desarrollando los frutos.

 lujuriosa

… y hermosas

 Sobre las cuerdas

Sobre las cuerdas

Es una planta que gusta de una posición soleada, en una zona donde no haya encharcamientos, aunque por otro lado requiere de riego frecuente para su desarrollo. Nosotros además les hemos metido un poco de acolchado de paja y les  ha venido muy bien,  las plantas se mantienen fresca, sin tener que regar demasiado a menudo.

tallosEs una planta de una gran belleza,  empleándose frecuentemente como ornamental, pero por lo visto al ser una planta con  unas cualidades de buena  resistencia  y desarrollo radicular esto la hacen objeto de estudio para  la creación de híbridos y mejorar otras especias de Phaseolus vulgaris.

Con el fruto colgando

Con el fruto formándose…

Por otro lado es una variedad que presenta  junto   con otras legumbres, entre ellas la soja,  riesgos para la salud si se ingiere cruda porque tiene  una toxina, una fitohemaglutinina que impide la absorción de nutrientes y produce  lesiones en los tejidos. La cocción destruye la misma, por lo que es conveniente asegurarse  de ello antes de consumirla.

...dentro de las vainas

…dentro de las vainas

Con todo esta planta es una extraordinaria fijadora de nitrógeno para el huerto, por lo que  siempre es interesante su cultivo, además de  la proteína vegetal que aporta, mejora el terreno donde es producida. ©

Cacahuetes en flor

Bja altura de

Baja altura de la Arachis hypogaea

Hilera en la última cavada

Hilera en la última cavada

Esto de los cacahuetes es complicado, sobre todo si el terreno no es el más adecuado para ellos. Al cacahuete le va bien un terreno suelto y arenoso, aspecto que en modo alguno tienen la tierra  de mi huerto.

Habiendo sido por un lado sembrados y en los huecos donde no nacieron, trasplantados los que tenía en el semillero, llevan desde comienzos de mayo los cacahuetes en el  terreno, y quedan huecos de los últimos que resembré y no terminaron de nacer, por lo que de hecho hay plantas de fecha muy distinta en el suelo.

Son una planta desconcertante, pues mientras que el resto de los elementos del huerto crece a lo loco, los cacahuetes crecen, pero muy lentamente, tan lentos que uno no para de preguntarse si eso es lo adecuado para ellos o sino habrá algo más.

Flor amarilla

Flor amarilla

Desde hace ya algún tiempo entre las matas que se  están comenzando a formar aparecen de vez en cuando unas florecillas amarillas, de pequeño tamaño, muy típicas de las leguminosas, que a mi en concreto me recuerdan a las del Lotus corniculatus, pero en vez de ir juntas van solas. Las flores aparecen y al poco se ponen mústias y en teoría de ellas  polinizadas salen los frutos que para formarse  se hunden  en el suelo y se desarrollan allí. Lo cierto es que no me he parado a investigar si esto es así, pero ya lo averiguaremos.

Tras la tormenta

Tras la tormenta

Ahora lo que suele ser habitual es el cavar cada poco el trozo donde los tengo puestos, pues entre las lluvias de las tormentas y la necesidad de riego en estas fases, el terreno en cuanto se seca se pone duro e imposible para que se pueda enterrar la flor en el mismo, por lo que lo voy cavando con regularidad, casi cada riego una cavada.

Mata tras la tormenta, terreno compactado

Mata tras la tormenta, terreno compactado

De momento  las plantas están sanas y les quedan al menos dos meses para seguir creciendo, aunque realmente el cacahuete parece una planta que necesita calor, de hecho ha sido con la llegada del calor cuando mejor se  están poniendo. Ya veremos lo que dan de si. ©

Detalle de las hojas

Detalle de las hojas

Comparando habas

Recolectando Vicia faba

Recolectando Vicia faba, variedad tradicional

Vicia faba, variedad Superaguadulce

Vicia faba, variedad Superaguadulce

Con el año lluvioso la cosecha de habas fue buena, las plantas adquirieron un buen desarrollo y  una buena producción de semillas.  El único inconveniente es el de siempre, que su crecimiento coincide con la subida de las temperaturas, por lo que  el poder disfrutarlas en fresco dura poco tiempo, pues pronto se endurecen y hay que estar atento y congelarlas  o dejarlas para cosecha en seco.

Ahora después de recoger la cosecha quiero realizar una pequeña valoración contrastando las características de los dos tipos de habas que tenía este año en el huerto: Las habas tradicionales y  las habas superaguadulce, ambas de  de semillasde producción  ecológica.

De entrada son más duras y resistentes durante el periodo frío las habas tradicionales, las otras sobreviven pero mientras el tiempo se mantienen frío crecen menos y son más sensibles, pero responder mejor ante la llegada del calor, floreciendo y granando antes.

Comparando vainas

Comparando vainas

Si comparamos ambas semillas en seco, vemos que son más largas las habas superaguadulce y tienen dentro un mayor número de granos, mientras que las habas tradicionales tienen entre 2-3 semillas, excepcionalmente 4, las superaguadulce  sonlas de largas vainas, con 4-5 e incluso más semillas en su interior.

Comparando grano

Comparando grano

El tamaño del grano interior es diferente, siendo bastante más grande el haba de las tradicionales frente a las superaguadulce. Pero hay un pero, si se consumen tiernas no hay problema, pero si hay que pelarlas  se pelan mucho mejor las habitas tradicionales, que se despojan de la cutícula exterior del grano fácilmente, mientras que en las superaguadulce, esta está adherida a la carne interior.

Tiernas dentro de la vaina

Tiernas dentro de la vaina

En ambos casos son sabrosas y agradables al paladar, con buen volumen de producción. Son dos semillas diferentes y voy a intentar conservar  ambas en el huerto, quizá tenga que procurar mantenerlas sembradas a cierta distancia, cosa que no hice este año, para que cada una conserve en lo posible sus caracteríaticas, pero la diversidad aumenta la riqueza de un huerto.  ©

Listas para el consumo

Listas para el consumo

Habitas con pichones

Vinas listas para pelar

Vainas listas para pelar

En plena temporada de habitas  nuestras habas están ahora en plena producción. Tanto las habas tradicionales como las superaguadulce están cargadas de frutos, por ello  es temporada de cocinar con ellas. Al ser un año húmedo hasta ahora no ha habido que aportar nada de riego y han crecido un montón, están muy jugosas y sabrosas.

Habas tradicionales

Habas tradicionales

Haba Superaguadulce

Haba Superaguadulce

Mi marido rescató el otro día unos pichones del congelador y decidió montar la comida con ellos y las habitas. Lo primero y fundamental  fue pelar las habas y extraer las habitas que ahora están muy tiernas y sabrosas.

Recién desvainadas

Recién desvainadas

Posteriormente  puso a cocer los pichones con un poco  de agua junto con un poco de jamón, la  cebolla picada, una ramita de ápio, un bote de salsa de tomate,  laurel, un poco sal y cuatro cucharadas de aceite, una por comensal. Lo puso  todo junto a  fuego lento durante  dos horas y pico, en la olla express, hasta que los pichones  estuvieron bien  tiernos.

Habitas cociendo en el caldo de los pichones

Habitas cociendo en el caldo de los pichones

Después, ya cocidos, sacó los pichones  e incorporó las habitas tiernas a la salsa manteniendo las mismas el tiempo necesario  para que estuvieran cocidas, lo que es poco, pues ahora están muy tiernas. Como todavía estaban muy tiernas les dejó la cáscara interior, lo que no suele ser habitual pues nos gustan más sin ella.

Pichones cocidos

Pichones cocidos

Pichones en la salsa de ajo, con pimentón

Pichones en la salsa de ajo, con pimentón

Pichones en salsa de ajo

Pichones en salsa de ajo

Mientras las habitas estaban cociendo tomó un poquito del caldo  en el que se habían cocinado  los pichones  y preparó una salsa de ajo,  incorporando un poco de aceite, unos ajos majados, un poco de pimentón y los pichones, un par de hervores y listo para servir.

Habitas cocidas en su caldo

Habitas cocidas en su caldo

Con las habitas y los pichones tenemos el primero y el segundo listos casi con el mismo trabajo, de modo que un plato refuerza el otro. ¡Empezamos a disfrutar de una buena temporada de habitas! ©