Archivo de la categoría: Tubérculos

Con los boniatos en tierra

Hileras plantadas de boniatos

Hileras plantadas de boniatos

Ya iniciado  el mes de junio ha llegado  el momento de llevar los boniatos al huerto en  espera de que  no haya ya más  sustos con las temperaturas. Los boniatos los tenía colocados dentro de envases de leche, reutilizados con su nuevo uso. Hasta ahora han estado en los laterales del invernadero, prendiendo  los tallos y desarrollando raíces.

Plantas antes del trasplante

Plantas antes del trasplante

Creciendo en la caja

Creciendo en la caja

Las plantas  van mucho más adelantadas, tienen un tamaño mucho mayor que los primeros que planté hace dos años. Ahora al trasplantarlos encontramos con que  han desarrollado  buenas raíces, por lo que   apenas notan el cambio, no se  resienten.

Colocando la primera hilera

Colocando la primera hilera

De momento he colocado dos hileras de unas trece  plantas cada una, en una de las zonas más arenosas del huerto. Pretendo colocar otra hilera más y con ello ya tendremos toda nuestra  cosecha.

Espero que al adelantar el periodo de crecimiento y avanzar  casi en dos mes su cultivo  la cosecha sea mucho mejor. Pero esto es una suposición, ya veremos como funciona el experimento y lo que trae el año en si.

Planta y sus raíces

Planta y sus raíces

Al plantarlos hemos incorporado además  del sustrato que habíamos puesto en el tiesto, algo de humus, cubriéndolo todo con tierra y regando a continuación.   Más adelante posiblemente coloque algo de paja para reducir la necesidad de riego. Ahora esperamos que haya un buen  verano y que el calor permita el crecimiento de una buena cosecha. ©

Creciendo

Creciendo

Boniatos otra vez

Tiesto con brotes de boniato creciendo

Brotes de boniato creciendo

Después del año pasado que no fue posible, este año logré conseguir boniatos otra vez. Con los tubérculos de los boniatos  pretendo  sacar  brotes suficientes como para volver a cultivarlos en el huerto.

Tiestos de casa

Tiestos de casa,

Para controlar el crecimiento de los tubérculos los planté en tiestos, tanto en casa como  dentro del invernadero. Pese a hacer un año bastante caluroso se desarrollaron antes en casa que en el invernadero (los puse a comienzos de febrero), pero ambos   han tenido  ya  bastantes brotes.

...en el invernadero

…en el invernadero

Brotes y sus raíces

Brotes y sus raíces

He tenido creciendo los brotes en los tubérculos hasta que alcanzan un tamaño adecuado y un número de  raíces suficientes. En ese   momento  los separo  con sus  raíces del  tubérculo dando  un pequeño tirón, luego  los pongo en tierra.

Los coloco en cajas de la leche con un buen sustrato con base de humus,  de modo que tienen alimento suficiente y espacio  para crecer y desarrollar sus raíces.

Ya en las cajas

Ya en las cajas

Al dejarlos crecer dentro del invernadero, si todavía bajasen las temperaturas, lo que es posible en mi zona, la caída de las temperaturas no les afectaría.

Este año he logrado  adelantar mucho la emisión de brotes respecto al primer año, por lo que creo que la cosecha que  aquel año fue de tubérculos de poco tamaño podría ser mucho mejor. Estoy ganando más de un mes respecto a la fecha en que planté la primera tanda  el primer año en que los cultivé. Pero como con todo habrá que  probar y experimentar. Los resultados ya nos dirán.

Los primeros en ser trasladados a cajas

Los primeros en ser trasladados a cajas

De momento los brotes tras ponerlos en tierra los tendré  unos días a la sombra y bien regados,  y pronto estarán creciendo en el invernadero. ©

Creciendo sobre el suelo

Área  de los  Boniatos…

…. de punta a punta

Estamos cultivando boniatos o Convolvulus batatas. Es mi primer año y en modo alguno me imaginaba la fuerza expansiva que los boniatos tienen. Cuando uno piensa en las batatas o boniatos  sabe que son una especie de tubérculos, pero no se imagina   ni  tiene idea del modo que tienen de  expandirse sobre el suelo  desde   el lugar donde uno los coloca todo a su alrededor.

Cuando los plantamos pensé que les estaba dando espacio suficiente. Los puse como separados entre si unos 40 centímetros y  con un suco bien amplio,  no teníamos ni idea de la fuerza  que esta planta desarrolla durante su crecimiento y del vigor y la energía que le echa al acto de crecer.

Cuando de los tubérculos  salieron los tallos puse una primera tanda, pero siguieron las plantas madre sacando brotes y ya en el mes de julio puse una nueva zona  de boniatos en el espacio que había quedado libre tras recoger la cosecha de cebollas.

Tallo en crecimiento

Para ello fue necesario trabajar la tierra. Toda la zona la regué y unos días más tarde metí la motoazada después de haber abonado la zona. Los brotes en julio resultan sorprendentes. No se perdió ni uno. Es cierto que tenían numerosas raíces, y que les puse un poco de sombra, pero hacía un sol inclemente y las plantas pronto comenzaron a medrar. No hay duda de que les va el calor.

Ahora las plantas están y siguen  en plena expansión. Sus brotes conforme se han ido desarrollando los he ido entoñando un poco. Ellos en los nudos en contacto con el suelo sacan raíces que avanzan colonizando espacios nuevos y en ello está todo este crecimiento.

Es una planta hermosa

No tengo ni idea de cómo pueden ser de productivos. Quizá saque algo o quizá no, dependerá mucho de cómo venga el otoño y de si las plantas tienen tiempo de engrosar sus tubérculos. No nos queda más que de momento seguir regando y esperar. ©

Estacando Boniatos en el huerto

Brotes de los boniatos

Detalles ….

El pasado  mes de marzo  puse los boniatos en tierra. Desde ese momento he estado pensando   que  no iba a funcionar el asunto de  sacar  los brotes,  pues los boniatos no daban señales de vida, pero eso si pese a todo  les he mantenido regados,  por si acaso.

En este último mes, casi sin ganas, comenzaron a aparecer unos pequeños brotes que se han ido desarrollando y que han dado paso  como a una docena de tallos  de 15-20cm que  ahora he decidido, tras investigar como iba el asunto a través de la red,  colocar en tierra.

…de los brotes

Para ello me fijé que los tallos de los boniatos  tenían en  la zona de contacto con la tierra  una serie de raicillas  y los he cortado dejando todas esas raíces  en la parte inferior del tallo, que serán las que harán que la planta agarre y prenda si todo va bien.

Forma de las hojas acorazonadas

Los boniatos, Convolvulus batatas,  son una planta de la familia de las Convolvuláceas  que desarrolla raíces tuberosas en las que almacena sus nutrientes para el invierno. Mis boniatos son del tipo de piel roja y carne amarillenta.

Tallo con sus raíces

Manojo de tallos con sus raíces

Mis cinco boniatos tienen en algunos casos  otros pequeños brotes que siguen saliendo,  que voy a dejar de momento crecer sin podar.  Si todo va bien  en quince días podré también trasplantarlos, sino funciona quizá los deje para ver qué desarrollan estos tubérculos, aunque de entrada las plantas estén muy juntas entre si y no creo que tengan muchas posibilidades de buen crecimiento.

Al plantar los brotes puse una base de humus mezclada con la tierra y sobre ello, coloqué los esquejes  de boniato. Las plantas las he colocadas separadas como 30 cm, de momento están en una hilera  en paralelo  a   las lechugas, pero para cuando las plantas crezcan, tras quitar las lechugas,  habrá espacio suficiente si pretenden expandirse.

Colocando en tierra

Las estaquillas las he ido regando y en los primeros días les he puesto algo de sombra, para evitar que el sol las consumiese demasiado deprisa, sin darles la posibilidad de desarrollarse. Aguardo impaciente. ©

Cultivo de boniatos

Tubérculos de Convolvulus batatas

El boniato, Convolvulus batatas, es una planta que pertenece a la familia de las convolvuláceas   que hemos comenzado este año por primera vez a cultivar en este huerto, para lo  cual se emplean fundamentalmente los tubérculos.

Colocados en hilera

Hasta ahora había  plantado en diferentes momentos los boniatos comprados pero no había conseguido en ningún momento que prosperaran, pero este año me he hecho al fin con boniatos de consumo propio, voy a intentarlo con estos que me ha pasado una amiga. Los he colocado bajo el túnel con la intención de que la humedad y el calor les inciten a emitir brotes cuanto antes.

Para ello la teoría es que los tubérculos se ponen en tierra entre febrero y marzo en un  lugar cálido para que tenga lugar la emisión de brotes. Estos brotes cuando alcanzan cierto tamaño  se van cortando y poniendo en tiestecitos  de forma que cuando terminen las heladas se puedan trasplantar al exterior. Ahora estamos en esta primera fase.

Para ello colocamos la semana pasada en tierra los tubérculos. Como la tierra estaba poco húmeda regamos la misma y antes de cubrirla con tierra le hemos incorporado humus, pues es una planta que gusta de un buen abonado para lo que es muy adecuado el mismo. A continuación la hemos cubierto con tierra y hemos regado todo el conjunto.

Punto de brotación

Estos tubérculos tenían algo que habitualmente les falta a los comprados, pues seguramente reciben algún inhibidor, que es la existencia de nacederos en la piel donde se marca la emisión de tallos, por lo que espero que todo vaya bien con ellos.

Tubérculo rodeado por el humus

También es posible colocar una parte solo del tubérculo, pero yo he preferido plantarlos enteros, pues se han conservado bien a lo largo del invierno y no quería que al cortarlos pudieran desarrollar algún tipo de podredumbre que impidiese llevar el experimento a buen término. Ya veremos como va. ©

Aguaturma en flor

Flores de Helianthus tuberosus

En estos días del comienzo del otoño está la Aguaturma en flor. Conocida como Topinambur la conexión de esta planta con el girasol es evidente desde el momento en que se contemplan las hojas de la misma con su toque áspero, pero se acentúa al ver  el color de las flores  .

Meciéndose en la brisa

Las nuestras han estado creciendo todo el verano y ahora junto con el cerezo son el techo del huerto, con  casi tres metros de altura.

Detalles de la flor

Las plantas han desarrollado diferentes tallos florales que se ramifican en inflorescencias donde tanto el capítulo como las brácteas son de intenso color  amarillo.

Rusticidad

Exuberante belleza

Cada flor puede desarrollar semillas, pero suele ser el tubérculo que se desarrolla en la base el sistema en el que se basa la difusión y dispersión de las plantas en un territorio. Tubérculo que todavía está en crecimiento y que hasta más adelante no se extrae, cuando lo hagamos os lo mostraré y probaremos que tal resulta su consumo.

Es una planta de procedencia americana que se ha adaptado bien a este territorio principalmente por la rusticidad y resistencia  de la misma.

Oro de otoño

En esta zona suele aparecer en muchos jardines empleada solo como planta ornamental, por lo que es frecuente verla asomarse ahora por encima de las tapias  y de los jardines mostrando sus  luminosas flores.©

Cultivo de aguaturmas

Tubérculos brotando

Es una planta herbácea el Helianthus tuberosus, de la familia de las compuestas que puede llegar a alcanzar los 2 metros de altura sin problemas. De origen americano se cultiva por sus flores y por sus tubérculos.

otro más

Nosotros la conocíamos de antes como flor, pero sin idea de sus posibles usos alimenticios y será este el primer año que la hayamos plantado en la huerta con este fin. Para ello sacamos unos pequeñas tubérculos del jardín de pueblo, que estaban comenzando a rebrotar allá por el mes de abril y los pusimos en tierra.

Primeros brotes

Hilera de tupinambos

Pronto tras haber abonado y colocado en hilera  aparecieron los  primeros brotes. Al principio las plantas parecían no medrar, razón por la cual en las primeras fases les incorporé un poco de te de humus de lombriz. En estas primeras fases fue necesaria  la aportación de agua a las plantas

Creciendo

Pronto su crecimiento fue  muy bueno pudiendo competir con los girasoles que tenía al lado, planta con la que por otro lado tiene muchas similitudes tanto en forma como en hojas, salvo la diferencia de ser tuberosas, y que tiende a ramificarse más desde la base.

En estos momentos presenta un volumen de masa vegetal importante y parece que todavía le queda mucho por crecer, está en tono al 1.30  de media,  y  desde la base aparecen numerosos tallos que se elevan  con un intenso verde. Hay que mantener los riegos cuando sean necesarios, pero por lo demás  no da ningún tipo de  trabajo, pues con su tamaño, ahoga las hierbas que pudieran aparecer.©

Altura de las aguaturmas