Archivo de la categoría: Pimientos

Pimientos amarillos en el huerto

Pimiento amarillo California tomando color

Pimiento amarillo California tomando color

Amarillenando en la planta

Amarilleando en la planta

Este ha sido un buen año en su conjunto en la producción del pimiento teniendo en cuenta el tipo de rendimientos en esta zona. La cosecha del año ha sido variada, pero hoy quiero hablaros de uno de los más abundantes en el huerto: El Pimiento amarillo.

Planté pimientos amarillos de la variedad California.  Y se han dado bastante bien. Son un tipo de pimiento carnoso, de forma cuadrada, más pequeños que los morrones, muy regulares en su forma, muy productivos  y  más dulces en sabor que los rojos.

De tamaños similares

De tamaños similares

Este pimiento ha sido  de los primeros en adquirir color de forma regular en el huerto. Si es cierto que ha habido  algunos pimientos rojos  con color al mismo tiempo que ellos, pero  suelen ser pimientos  que tenían  algún sequero o alguno de los italianos. De forma tan homogénea ninguno de ellos se ha  adelantado a los amarillos.

Totalmente amarillos

Totalmente amarillos

frutos

Planta con abundantes frutos

Las plantas del pimiento amarillo California son  de tamaño medio en su porte. incluso de menor desarrollo en altura que el resto de pimientos. Con abundantes frutos que hemos conservado en su totalidad,  lo que en algunos casos  de abundancia ha supuesto frutos no demasiado grandes. Quizá debería plantearme el próximo año el no dejar todas las flores fertilizadas, eliminado un exceso de fructificación, para conseguir un mayor calibre.

Recién recogidos

Recién recogidos

...

Tendidos madurando

En estos momentos estamos recogiendo en el huerto  todos aquellos pimientos que comienzan a colorear. Los recogemos y los dejamos tendidos hasta que llegan a  amarillear en su totalidad, momento en el que probaremos a asarlos para ver que tal resultan.  Es un tipo de pimiento que se conserva bastante bien, resistiendo más que los demás las podredumbres. Por lo que una parte de la cosecha la dejaremos sin envasar para  consumir en fresco. ©

Ceniza en los pimientos

Ya los recolectamos

Ya los recolectamos

Repartiendo ceniza

Repartiendo ceniza

Este año he puesto ceniza en los pimientos.  No es algo que hiciese de forma habitual hasta ahora  pero leí un artículo de Intagri que me pareció muy interesante y decidí  tenerlo en cuenta en el huerto con aquellos cultivos  que pudiese.

Decidí comenzar con los pimientos dado que de entrada les viene bien un poco de cal para evitar la peseta o podredumbre apical, pues  la ceniza  siempre aporta   un ph calcáreo, por ello   podría ser interesante matar dos pájaros de un tiro y proteger los pimientos además, del estrés del verano.

Para los que habéis visto el artículo  poco hay que añadir, pero para los que no, nos cuenta en el mismo que el potasio tiene una cualidad especial para las plantas en el verano y es que su presencia en la planta facilita la capacidad de la misma para cerrar sus estomas y con ello reducir la pérdida de agua bajo el sol. Es casi como un cierre eléctrico acelerado.

Cavamos posteriormente

Cavamos posteriormente

Esta presencia de potasio  facilita la actividad metabólica  en el interior de las plantas sin que estas queden expuestas a pérdidas hídricas. Pues  la presencia de potasa en la tierra  ayuda a desarrollar una mayor  y mejor profundidad apical en las plantas, junto  a un mayor desarrollo foliar, lo que a su vez implica mayor actividad vegetativa. Además de que la potasa incrementa el gradiente osmótico, la capacidad de la planta para atrapar la humedad de la tierra. Todo ello repercute en una aceleración de la maduración de los frutos.

Hileras de pimientos

Hileras de pimientos

Era pues necesario aportar potasa y que mejor que hacerlo  a través de la ceniza de la chimenea. El repartir la ceniza  por encima de los sucos e incorporarla  a la tierra en una de frecuentes  cavadas realizadas al comienzo del verano, se hizo inevitable.

Desarrollando el fruto

Desarrollando el fruto

Los resultados están a la vista, los pimientos van mejor que nunca, hasta ahora. Pese a que algunos de ellos  al comienzo del verano han tenido algunos problemas de hongos en las hojas que parece van controlados, aunque nunca se puede uno fiar del todo.©

Tomates y pimientos

Tomates y pimientos para casa

Tomates y pimientos para casa

Tomates y pimientos son estrellas en estos momentos  en el huerto.  Como años anteriores por estas mismas fechas ya estamos  recogiendo un buen volumen de tomates. Hasta ahora  con la caída de la temperatura de la primera quincena de julio  la maduración de tomates, que había comenzado a finales de junio, se había hecho muy lenta.  Apenas nos permitía saborear en el huerto algún que otro tomate directamente tomado de la mata.

Madurando

Madurando

Pero ahora la subida del calor está acelerando la maduración y con ello el aumento de tomates disponibles.  Llevamos así ya una tanda de ellos recogidos.  Tomates gordos y tomates menudos, tomates muy distintos con texturas y sabores diferentes, lo que permite crear un contraste   de sabores solo usando tomates.

Partida de la semana anterior

Partida de la semana anterior

Hileras de tomates

Hileras de tomates

Pero este año, el haber aplicando a los pimientos los mismos planteamientos  que a los tomates, nos ha permitido saborear los primeros pimientos mucho antes: Pimientos de Padrón, tiernos y muy sabrosos, degustados   no ya en la huerta, sino directamente  a la plancha, en el plato, y  algunos italianos.

...y de pimientos

…y de pimientos

En ambos casos el crecimiento de unos y de otros está en  buen camino. Sobre todo en el caso de los tomates, que superan ya nuestra altura con  algunos de sus ejemplares. Los pimientos  van también con buen crecimiento, pero entre ellos  hay más diferencias pues   los de  una de las zonas donde los tengo colocados, tienen menor desarrollo que los otros y  han tenido algún problema en las hojas, creo que hongos, que pienso se ha  corregido después de aportarles azufre amarillo.

Habrá que ver cómo sigue el verano, cómo evoluciona un año que ha tenido tanta incidencia de crecimiento y aparición de diferentes tipos de hongos. ©

Podando pimientos

Planta de pimientos con botenes florales

Planta de pimientos con botones florales

Tras llevar las  primeras semanas instalados en el huerto los pimientos comienzan a demostrar que se encuentran a gusto y para ello están abriendo los botones florales y al tiempo  están sacando  yemas en  las hojas que hay a lo largo del tallo.

Tallo con yemas laterales

Tallo con yemas laterales

De momento parece que los pimientos llevan un buen desarrollo. Las plantas  han crecido bien, creando una estructura fuerte   en la cual están comenzando  a desarrollar la floración.

Una buena estructura es importante para el desarrollo del fruto. El que tengan buena altura y despejado el tallo central va a permitir organizar la planta con dos, tres o cuatro ramas principales.

Tallo sin brotes

Tallo sin brotes

Al impedir el desarrollo de  los tallos laterales, la fuerza vital del pimiento  se concentra en la zona superior. Con ello no se desarrollan frutos cerca del suelo,y por otro lado  se organiza el crecimiento permitiendo el desarrollo de una estructura que dará paso a la formación de frutos de forma secuenciada.

El pimiento amarillo tiene menos altura

El pimiento amarillo tiene menos altura

Hileras de pimienos antes de volver a regar

Hileras de pimientos antes de volver a regar

Para podar los pimientos hay que tomar de referencia el lugar donde se bifurca el tallo principal en las ramas secundarias. Todas las hojas  que hay por debajo de ese punto  suelen desarrollar yemas  en su axila que hay que eliminar.

Normalmente son tallos muy tiernos y frágiles que no requieren ninguna herramienta especial para ser eliminados, se pinzan con la punta de los dedos. El realizar esta tarea en cuanto aparezcan  ayuda a que los recursos de la planta sean  más aprovechados. Pues cuanto menores sean las yemas  menos se elimina con ellas. La fuerza que no se va a las yemas  se convierte en crecimiento para los tallos y frutos de ramas superiores.

Por  ello en esta semana pasada  hemos procedido a eliminar todos esos pequeños brotes laterales y luego a regar.©

Trasplante de pimientos

Dos hileras de pimientos morrones tras el trasplante

Dos hileras de pimientos morrones tras el trasplante

Pimientos en el invernadero

Pimientos en el invernadero

He comenzado a trasplantar los pimientos desde el interior del invernadero al suelo exterior. En este momento y dada la fecha,   es el año que tengo los mejores pimientos de todo el tiempo que llevo cultivándolos. Para conseguirlo he aplicado el mismo proceso que el  empleado con los tomates, pero  sobre los pimientos.

Trasladandolos de lugar

Trasladandolos de lugar

Primero  tras nacer y comenzar a crecer,  cuando ya tenían alguna de sus hojas verdaderas, los  trasplantamos al interior del invernadero, sobre el suelo directo  y colocamos  las pequeñas plántulas  sobre un buen sustrato.

Primera hilera

Primera hilera

Allí les hemos ido viendo crecer y allí han estado protegidos de la caída de las temperaturas y de las  heladas,  que tantos sustos nos han dado  con otros cultivos en diferentes momentos del mes de mayo.

Ahora, ya junio,  ha llegado el momento de colocarlos en tierra.  Para poder levantar las plantas  y que   la tierra se mantenga  bien sujeta a las raíces al moverlos, regamos  bien antes el sustrato. Salen todos ellos con un buen cepellón de raíces. Apenas es sacarlos de un lado y colocarlos con cuidado en el otro. Las plantas no sufren apenas.

Hoy, apenas se nota que han sido movidos

Hoy, apenas se nota que han sido movidos

Lo mismo que en años anteriores al colocarlos en el hoyo les hemos añadido  un poco de Carbonato Cálcico, con un buen puñado de humus. Ambos elementos ayudan a las plantas a desarrollar  frutos sanos.

Estos que veis aquí son los primero que cambio: pimientos Morrones. Este año he decidido colocar un buen montón de ellos. De momento son los que más desarrollados van. Estos pimientos morrones sembrados y ahora trasplantados  son típicos de la zona de Benavente y los Valles. En toda la zona son  conocidos por la calidad que ofrecen.  En la semana iremos trasplantando otras variedades. ©

Semilleros de pimientos

Semilleros en febrero

Semilleros en febrero

Trasplante en tierra

Trasplante en tierra

De momento  tengo buenas expectativas puestas en los pimientos.  Creo que algo voy aprendiendo sobre ellos y como manejar su siembra.  Pienso  que para el próximo año podrá ser incluso mejor, pues el germinador de semillas este año aportó el calor necesario para en el mes de febrero conseguir acelerar su nacimiento. Pienso experimentar a sembrar antes, usándolo.

Creciendo en los diferentes   montones

Creciendo en los diferentes montones

Una vez nacidos aunque no se les de calor excesivo  se mantienen en un avance lento  y cuando aparece el calor,   su crecimiento  se acelera.

Poco antes del trasplante

Poco antes del trasplante

En hilera de morrones

En hilera de morrones

Este año no repetí el error del año pasado  de sembrar los pimientos en tierra en el invernadero. La razón está en que la semilla gusta mucho a los ratones y no me habrían dejado nada, como sucedió el año pasado.

Los sembré en tiestecitos y probé 2 sistemas  a ver dónde se daban mejor: los  coloqué por un lado en el germinador, por otro en el invernadero. Sin duda ninguna los del germinador  nacieron antes  y avanzaron más, estando  estas fechas  mucho más grandes que los otros.

Una vez que estuvieron ya bien crecidos en los tiestecitos y con las  hojas verdaderas,  decidí pasarlos para el invernadero, dado que comenzaban  a elevarse las temperatura. Los planté  todavía todos juntos, sin separar las plantas, tal y como estaban en el tiesto.

Plantas para el segundo trasplante

Plantas para el segundo trasplante

Es ahora cuando estoy  colocándoles de uno en uno, para realizar con ellos el mismo proceso  que con los tomates, pues si funciona  bien con estos, no tiene por qué no   funcionar con los otros.

Pero como no se pueden poner todos los huevos en el mismo cesto en este proceso, no sembré todos los pimientos en las mismas fechas y hay clara diferencia entre los primeros y los segundos. Los  primeros que sembré fueron los de la cosecha principal, dejando aquellos que siembro en menor cantidad para la siembra más tardía.

Plantando

Plantando

Así los que ahora llevan buen crecimiento son: Morrones, pimientos  amarillos, italianos, Padrón, Piquillo, triangulares, algún picante, … Además más tardíos van algunas guindillas, ñoras,…  y  un poco de todo por sino funcionaba la temprano. ©

Invernaderos 2014

Semillero de lechuga larga

Semillero de lechuga larga

Segundo semillero de lechugas

Segundo semillero de lechugas

Que pronto se escapa el tiempo. casi que ya estamos en el primer tercio de  marzo y de nuevo  este año voy retrasada con los semilleros, pese a que los invernaderos estén los dos montados.

Aunque no ha hecho frío intenso este año  la falta de sol, con tanto viento y lluvia,  repercute en los semilleros de un invernadero como el mío que no tiene ninguna fuente de calor externa.

Plántulas de tomates

Plántulas de tomates

¿Qué hay de momento naciendo en los semilleros?. Tenemos por un lado   la plantación de lechugas  del otoño como cultivo rápido en su crecimiento, para ocupar el espacio  hasta que se necesite y para tener verdura temprana. Más tarde ese espacio lo voy a  usar  como lugar de mantenimiento  de otros cultivos, hasta trasladar estos al exterior cuando ya no haya riesgo de heladas.

Rabanitos rojos

Rabanitos rojos

Hay puestos ya y nacidos  una plantación de rabanitos: rojos y blancos, un semillero de zanahoria temprana, que suele ser deliciosa.   El semillero de los puerros  va ya naciendo. No han aparecido todavía  las remolachas y eso me está mosqueando, pues hay huella de la presencia de  ratones y me queda la sospecha de si se habrán comido las semillas. Hay varios tipos de cebollas para el verano. Semilleros con  lechugas de diversos  tipos.

lechugas1

Lechuga Hoja de Roble, larga

lechugas2

Lechuga larga

lechugas3

Lechuga Maravilla de verano

Lechuga larga  y negra

Lechuga larga y negra

Además de  los clásicos semilleros de tomates, de los que hay hasta 15 tipos diferentes y que están ahora comenzando a aparecer.

Pimientos y berenjenas en botes reciclados de yogur

Pimientos, tomates  y berenjenas en botes reciclados de yogur

De lo que no hay este año  en el suelo del invernadero es semillero de pimientos y berenjenas. El año pasado me comieron mucho las semillas los ratones y este año los he puesto en tiestos. en dos zonas: En el mismo invernadero, de los que todavía no hay señal ninguna, y en casa en tiestecitos que van naciendo y creciendo. Aunque todavía realizaré una segunda siembra.

Estos días está comenzando a calentar bajo el plástico, lo que se nota enseguida en los cultivos. Si sigue así pasaré pronto lo que hay en los tiestecitos al suelo directo, pues suele crecer mucho mejor. ©