Cultivo de lechugas en el huerto

Lechuga larga, aveces de cuatro cogollos

La verdura por excelencia en nuestro huerto,  la reina de las ensaladas, es la lechuga. Pero hablar de lechuga en singular cuando hay tantos tipos de lechugas en plural es quedarse corto y tener que conformarse con solo uno de ellos  resulta triste y aburrido, por ello se hace necesario no solo cultivar lechuga en el huerto sino sobre todo enriquecer nuestra gama de lechugas con sus diferentes  texturas y su rica diversidad.

Lechuga  Maravilla de verano

Por ello lo primero es plantearnos que tipos de lechugas nos interesa poner, teniendo en cuenta  las más adecuadas para cada época y teniendo en cuenta nuestras apetencias de sabor. A partir de estas premisas,   intentar producir  de cada tipo apetecido para variar nuestras posibilidades de texturas en la ensalada de cada día. Así ahora en el huerto los tipos de lechuga  se encuentran en dos fases de producción diferente:

Plántulas de pocos días

  • Por un lado  la sembrada y plantada la temporada agrícola anterior, plantas que denominamos viejas, por la cantidad de tiempo que llevan en la tierra. Plantas que han estado bajo el túnel sin apenas crecer esperando los primeros calores para pegar un estirón y desarrollarse
  • Por otro están  las sembradas en esta temporada, que en estos momentos son  semilleros y que van a desarrollarse a buena velocidad si les damos calor, por ello es importante mantener en los semilleros calor y humedad, son plantas que se desarrollaran mejor en invernaderos y bajo túnel, como es nuestro caso.

Seis son los tipos que tenemos de lechuga para el autoconsumo :

Lechuga larga, pero de cogollos, en ocasiones hasta cuatro, es una planta carnosa, crujiente, sobre todo en tierna, que tiende a acogollarse y presenta una importante resistencia a salirse.

Maravilla de verano: Se caracteriza por su carácter crujiente y su dulzor. Resulta muy sabrosa en todo momento y presenta una buena resistencia a los calores del verano.

Lechuga hoja de roble, de ella hay dos variedades, una en  color verde y la otra de hojas rojizas. Es una lechuga apetecible para primavera,  de crecimiento rápido y muy tierna, con un ligero crujiente. Aunque la planta curiosamente está más emparentada con las achicorias que con la lechugas.

Lechuga Cuatro estaciones: Una lechuga de coloración rojiza, que presenta las hojas redondeadas y forma cogollos, es una lechuga carnosa  y tierna. Tiene ciertas dificultades cuando se inicia el calor intenso.

Lechuga Rossa di Trento: Será mi primer año con ellas, acabo de comprar las semillas y todavía no están puestas ni en tierra. Tiene cierto parecido en imagen con la Maravilla de verano, pero ya os iré comentando.

Para disponer de lechugas con regularidad es conveniente poner una pocas semillas en el  semillero  cada quince días para tener plantas secuenciadas de épocas diferentes, pues si proceden de un mismo semillero, en la misma fecha aunque tengan tamaños diferentes, cuando les llega el momento de producir flores  todas ellas se salen al mismo tiempo y nos quedamos sin ninguna lechuga disponible para el autoconsumo y con muchas plantas que  si las dejamos se dedicarán a la producción de semillas.

Los primeros semilleros pueden se más amplios para una parte de las lechugas producidos en ellos dedicarla  al autoconsumo inmediato.©

Semillero para renovar consumo

About these ads

Un pensamiento en “Cultivo de lechugas en el huerto

  1. Pingback: Trasplantando y recolectando lechugas « El Huerto 2.0

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s