Setas en el huerto

La temporada de setas del otoño de  2010 no ha llegado nada espectacular, las lluvias tardías han impedido que la tierra se haya despertado como ha sucedido otros años, de forma que las setas no han sido demasiado abundantes hasta ahora, y la cosa pinta mal teniendo en cuenta la llegada de las primeras heladas fuertes y la escasez de lluvias pese a todo ello en el huerto pocas han sido, pero ya hemos probado las setas.

Seta de Chopo

En un espacio como es nuestro huerto, donde los chopos han sido una constante en los últimos 15 años al menos, la posibilidad de setas en los tocones de los chopos es un hecho, animados estos por algún agua de vez en cuando, nos hemos encontrado con una sorpresa muy agradable. La Pleurotus Ostreatus, una seta muy sabrosa,  de color variable dependiendo de la humedad, que va del gris claro a tonos marrones más intensos, con un sombrero de 5 a 15 cm convexo y en forma de ostra, que en ocasiones alcanza un gran tamaño. Sus láminas son blancas y las esporas que suelta también lo son. Los márgenes del sombrero pueden aparecer enrollados sobre si mismo.

Vinculado su crecimiento al micelio que se desarrolla y parasita  el interior de la madera que ha sido micorrizada tras la muerte del árbol, el desarrollo de la seta depende de los niveles de humedad que tenga esta madera. Por ello favorecer los niveles de humedad en el entorno del tocón es beneficioso para el crecimiento de las setas. El agua que se emplee debe estar libre de cualquier producto químico ( no vale el agua del grifo).

Esta seta es la misma que se puede cultivar en pacas de paja,  como podemos ver en este post

Senderinas

Pero no solo es posible encontrar seta de Chopo, también las Senderinas, Marasmius oreades, aparecen por su entorno, es cierto que son escasas este año , pero resultan siempre sumamente agradables de consumir por lo que merece la pena estar atento a su aparición . Son una seta de  pequeño tamaño, que suele aparecer en corros de brujas, por lo que una vez encontradas seguirles la pista es sencillo. Aparecen en lugares de pradera  donde la vegetación no es muy abundante, con un sombrero  de 1 a 4 cm de color crema, más o menos tostado en función de la humedad que las envuelve, es  una seta muy olorosa, con un tono fresco y dulce, su textura es consistente, no es nada frágil. Aparece tanto en otoño como en primavera, dependiendo de la humedad fundamentalmente

Resulta muy sabrosa y  gratificante en la  cocinar, y si su recolección es abundante siempre se pueden secar y almacenar para el invierno, rehidratándola antes de su uso.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s